LLAMAMOS A LOS ESTUDIANTES DE HUMANIDADES A PRONUNCIARSE, NUEVAMENTE, POR UNA FEUU QUE DEFIENDA LOS VERDADEROS INTERESES DE LOS ESTUDIANTES.

La corriente oficialista, actualmente mayoritaria en la conducción de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), no se moviliza por presupuesto y no apoya la lucha de los funcionarios. Es a a vez, desde el orden estudiantil la impulsora de la «reforma» universitaria (que pone a la UdelaR al servicio del mercado), en función de su subordinación política al gobierno.
Cabe destacar los puntos de fraternidad que ha encontrado esta dirección de la FEUU con la CGU (representante de los partidos tradicionales) entorno a la «reforma» universitaria. No es de extrañar, que por elevación, los partidos que integran el acuerdo nacional, están todos a favor de llevar a delante ésta «reforma».
La defensa de la autonomía, el cogobierno, la gratuidad, la lucha por presupuesto no menor al 6% del PBI y por una Universidad al servicio de los trabajadores, democrática en su gobierno y en las posibilidades de acceso y permanencia en las aulas, solo puede ser llevada adelante con independencia política de los partidos que integran el gobierno nacional y que son los responsables del ataque directo a la Universidad.
El Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación (C.E.H.C.E.) defiende las conquistas democráticas del 58 comprendidas en la Ley Orgánica de la UdelaR, contra los embates neoliberales que intentan eliminar la gratuidad, la autonomía y el cogobierno de la misma. Por eso, hemos impulsado actividades y movilizaciones en el marco de esta lucha.
Las elecciones de la FEUU deben ser analizadas en una situación política que está caracterizada por el debate del presupuesto quinquenal y su vinculación con los mencionados intentos de recorte de las garantías democráticas de la Ley Orgánica de la Universidad.

PRESUPUESTO

El presupuesto aprobado por todos los diputados y en base al acuerdo multipartidario consagra la negación del 6% del PBI para ANEP-UdelaR, asignando un falso 4,5% (que para ANEP-UdelaR alcanza sólo el 3,9%), el resto va para la Educación Militar, policial, MIDES, Pasteur, entre otros.
Luego de años de crecimiento del PBI, de índices históricos de exportaciones, las ganancias fueron a parar a los bolsillos de los grandes capitalistas y a los organismos internacionales de crédito, pero los problemas más inmediatos de la educación pública aún siguen sin solucionarse: La deserción más alta de América Latina en secundaria, malas condiciones edilicias, superpoblación en los salones, falta de materiales didácticos, aumento del boleto estudiantil y los materiales de estudio, salarios y jubilaciones docentes y no docentes, que perjudican la calidad de la enseñanza. Otro ejemplo, es el Hospital de Clínicas que se encuentra al borde del colapso, con una asignación presupuestal que debería alcanzar para 5 años y sólo alcanzará para 4 meses.
El estudio de la ANEP y la UdelaR estableció que se necesitaría un 7,5% del PBI para cubrir las necesidades de la Educación Pública. El presupuesto universitario en el quinquenio 2010-2014 crecería menos que el PBI y se le da a la Universidad para el 2014 lo que se pide para el 2011.Uruguay es el país que asigna menos presupuesto para la educación en la región, sólo Haití se encuentra por debajo. No hay que olvidar que el 6% del PBI es promesa electoral del gobierno y se encuentra en su programa. Se quiere dar un falso 22% de reajuste para los trabajadores de la ANEP, recién al 2015, y los trabajadores de la educación no están incluidos en los $14.400 al ingreso por 40 hs, que aprobó el gobierno para los funcionarios de la administración central. El aumento salarial planteado para la UdelaR es tan sólo de un 8,7% para todo el quinquenio.
Mientras tanto, el pago de intereses de la deuda externa desde julio a fin de año (2243 millones de dólares) basta para cubrir el 6% del PBI que pedimos para los cinco años de gobierno. Lo que el gobierno pagará de intereses de deuda entre el último semestre de éste año y la mitad del que viene equivale a un 12% del PBI, o sea el doble de lo que pedimos para 5 años. De intereses de deuda se van 10 millones de dólares diarios.
Los 320 millones de dólares que supuestamente aumentarán con el 4,5% actual para los cinco años equivalen a 32 días de pago de intereses de la deuda externa. Para mantener el dólar entre 20 y 21 para beneficio de los exportadores y de la banca internacional, el estado pierde 3 millones de dólares por día. Los 12 millones que se le asignarán al Hospital de Clínicas, que atiende al 50% de la población de Montevideo se van en 4 días de ésta política económica.
A esto se le suma, las inversiones de millones de dólares del estado, que se invierten e invertirán en infraestructura, para usufructo de los grandes pulpos de la celulosa, monocultivo de eucaliptos, minería a cielo abierto sin industria siderúrgica nacional, etc.
El presupuesto para solucionar los problemas de la educación existe, pero el gobierno prioriza los intereses de los organismos internacionales de crédito y el gran capital, sobre las necesidades de los trabajadores y estudiantes.
El Consejo Directivo Central de la UdelaR declaró por unanimidad que «la propuesta presupuestal del Poder Ejecutivo es insuficiente para atender a las metas propuestas por la UdelaR con amplio respaldo político y social», no obstante, no hubo compromiso político con esta declaración.
El 5 de octubre los trabajadores de la Universidad organizados en AFFUR, declararon un paro por tiempo indeterminado que finalizó el pasado día 15.
La FEUU se declaró en conflicto, y antes lo hicieron varios Centros de Estudiantes (incluyendo el nuestro). Sin embargo, desde la dirección de la Federación, no se apoyó el paro de los funcionarios por considerarlo «inconveniente» según declaró el secretario de organización. Al mismo tiempo, no realizó ningún intento de organizar y movilizar al estudiantado en lucha por el presupuesto.

EL CARÁCTER REGRESIVO DE LA “reforma” UNIVERSITARIA

El gobierno presiona para que se envíe la Ley Orgánica al Parlamento. Mujica dijo a principio de año que no se puede estar discutiendo toda la vida una reforma Universitaria. Esto se esta discutiendo actualmente en una convención trucha, antiestatutaria decidida en una transa por cargos.
Está en discusión la creación de un organismo de acreditación y evaluación externa que mide con parámetros internacionales (delineados por los organismos internacionales de crédito) al mismo nivel a la UdelaR y a las Universidades Privadas, que constituye una clara violación a la autonomía universitaria. La instalación de un sistema de créditos que otorga (donde ya se aplica) créditos por el trabajo como mano de obra gratis en empresa privadas, la creación de una especie de ciclo básico común, aplicado en países de Latinoamérica, tuvieron como resultado un fuerte descenso en la matrícula estudiantil ya que estos ciclos básicos previos a las carreras de grado actúan como filtro. Al mismo tiempo, se pauperizan los contenidos académicos de las carreras de grado con el objetivo de obtenerlos en cursos de post grados (que en nuestro país son pagos). A esto se le suma, la propuesta de creación de nuevas universidades y que varios diputados y senadores del gobierno se han manifestado a favor de que la agencia externa «evalúe» a la UdelaR.
El ante proyecto la reforma de la Ley Orgánica del Rector Arocena pone a la Universidad al servicio del mercado porque instituye el Organismo Consultivo integrado por empresas privadas, no garantiza la gratuidad en todos los niveles de educación universitaria ya que mantiene la posibilidad del cobro de los estudios de post grados. No avanza en la democratización, por negar la paridad de los órdenes y no revindica que los funcionarios
no docentes tengan voto en los órganos de cogobierno.
Esta línea política retardataria de la dirección de la Universidad, ofrecerá argumentos fuertemente definidos al Parlamento para modificar la ley Orgánica.
Entendemos que tanto el contexto político actual como la actual composición del parlamento no son favorables para el envío de la ley orgánica. Los principales referentes de los partidos políticos con representación parlamentaria se pronunciaron contrarios a la autonomía y el cogobierno y a favor de la evaluación externa y el cobro de matrícula.
El parlamento con casi la misma composición aprobó en diciembre del 2008 una Ley de Educación que no sólo no consagra la autonomía y el cogobierno, sino que profundiza la injerencia del MEC. Esta ley fue aprobada de espaldas a las reivindicaciones populares y contra todos los gremios y sindicatos de la educación.
Llamamos a los estudiantes a defender estos principios en las elecciones ,tomándolas como un capítulo más en la lucha por conquistar nuestras reivindicaciones, por una verdadera Universidad al servicio de los trabajadores, reforzando la unidad obrero estudiantil, apoyando las luchas populares en pos de mejorar sus condiciones de vida.
Autonomía y cogobierno para toda la educación pública
Incorporación de los trabajadores no docentes con voz y voto a los órganos de gobierno.
Paridad de órdenes
Derogación de la ley de educación bancomundialista y antidemocrática
6% del presupuesto para ANEP-UdelaR
Por la independencia política de la FEUU
Duplicación de cursos y turno nocturno