¡LIQUIDACIÓN DE VERANO!

El Consejo de Facultad resolvió dar vuelta el calendario de una cuarta parte de los cursos para el próximo semestre. El próximo semestre impar se repite un 25% de los cursos del pasado semestre par. Esto va a causar un grave perjuicio para la planificación de cursos de estudiantes y docentes. (por Resolución del Consejo de Facultad del día 04/12/13)

Se elimina el Semestre Básico Común para TODA la Generación de Estudiantes 2014, también para los estudiantes que ingresen con el Plan 1991, lo que por la vía de los hechos constituye una Modificación del Plan de Estudios ILEGAL, sin resolución del Consejo Directivo Central de la Universidad de la República. (por Resolución del Consejo de Facultad del día 04/12/13)

Se eliminan todas las previaturas para TODA la Facultad y así no tener que duplicar horarios en ningún curso de ninguna asignatura, lo que necesariamente repercutirá en una rebaja de los contenidos en varios cursos, ya que los mismos deberán adaptarse a los estudiantes que ingresen a los mismos sin ningún conocimiento previo (POR EJEMPLO LOS DE LA GENERACIÓN 2014). La idea expresada abiertamente por la mayoría del Consejo del 4 de diciembre es que los estudiantes elijamos que asignatura cursar en función de nuestra disponibilidad horaria y no de ninguna Planificación Disciplinar.

Se elimina la Opción Docencia: El Claustro de Facultad resolvió recomendarle a las Comisiones de Carrera incluir una sola, de las seis Unidades Curriculares (asignaturas) existentes, a sus propuestas de Planes de Estudio como Optativa. Esto implica avalar institucionalmente las propuestas de Planes que ya no contienen la Opción Docencia.

Álvaro Rico pone el pié en el acelerador con la Reforma Universitaria contra la Facultad de Humanidades, haciendo buena letra con Rectorado para obtener el respaldo suficiente y poder ser el próximo sucesor de Rodrigo Arocena luego de ser reelecto como Decano de Humanidades.
Ese Plan implica cargarse a Nuestra Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, a la que este Decano ha caracterizado como 22 años de Fracaso, en referencia al Semestre Básico y al Plan 1991.
Nosotros afirmamos sin temor a equivocarnos, que lo que Álvaro Rico caracteriza como 22 años de fracaso es a toda la Facultad, y no a dos detalles menores como algunos pretenderán hacerlo aparecer.
Porque el Plan 1991 es el que adopta nuestra institución luego de la escisión con la Facultad de Ciencias, su reestructuración como Facultad y cambio de denominación. Este Plan 1991 no fue un Plan más en la historia de nuestra Facultad, fue el Plan que mantuvo unificada académicamente a las disciplinas que la componen a pesar de los permanentes intentos de disolvernos.
Porque el Semestre Básico supuso tres turnos (mañana, tarde y noche) para los estudiantes que ingresaban a Nuestra Facultad, permitiéndonos organizar nuestros cursos en función de otras actividades como el trabajo o el estudio de otra carrera. Además en este Semestre Básico cursábamos juntos estudiantes de todas las Licenciaturas en un ambiente de verdadera Inter disciplina, porque somos una facultad, no un grupo de licenciaturas que sobraron y hay que poner en algún lado.
La reelección de Álvaro Rico como Decano no sólo implicará su esperado trampolín para la disputa por el Rectorado, sino el aval político para la disolución de la Facultad de Humanidades. Tenemos que impedirlo. En todos los órdenes de Nuestra Facultad debemos trazarnos un objetivo claro: defender la facultad de humanidades y ciencias de la educación.
Propuesta de la Agrupación de Estudiantes 21 de junio, desde la conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación, para una Plataforma Programática hacia una Nueva Conducción de Nuestra Facultad que la saque del camino hacia la liquidación:

· TURNO NOCTURNO: Duplicación de todos los cursos masivos (con una inscripción superior a los 70 estudiantes), colocando uno de los cursos generados en la franja horaria de 19:00 a 22:00 horas.
· Plan quinquenal de crecimiento de la Estructura Docente de la Facultad creando todos los cargos necesarios para el desarrollo de las Licenciaturas y Tecnicaturas más débiles IGUALANDOLAS CON LAS MEJORES ESTRUCTURAS. Hay que dejar de ser “los hijos de la pavota” mientras la mayoría de las Facultades presionan con gasto superior al presupuesto asignado centralmente (rojo), para disputar los rubros a la interna de la Universidad.
· Llamado a concurso de todos los cargos docentes vacantes.
· Defensa de la Opción Docencia y fortalecimiento de su Plantel de Profesores.
· Fortalecimiento presupuestal del Centro de Lenguas Extranjeras (CELEX) para crear una oferta académica universitaria de nivel internacional, que democratice el acceso a estos conocimientos sin tener que pagarle a las empresas privadas que lucran con la enseñanza de idiomas.
· Defensa de la integridad de Nuestra Facultad: hay que derrotar definitivamente la idea de que la solución de los problemas sea quitarle partes a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, sea esto el Semestre Básico o la nefasta iniciativa de llevarse la Licenciatura de Ciencias de la Educación a otra institución por crearse, léase IUDE, UNED, Facultad de Educación, etc.
· Este aumento del Presupuesto para la Facultad de Humanidades sólo es posible recuperando la representación en el Consejo Directivo Central de la Universidad para defender sus intereses.