¡No a la caducidad de los cursos!

Defendamos nuestros derechos adquiridos.

En Nuestra Facultad, de la mano de la reforma de Planes de Estudio que impulsó a toda velocidad el Decano el año pasado, ahora impulsan cambiar el reglamento (que ya algunos docentes violan flagrantemente todos los años). En particular, la principal medida antiestudiantil que promueven tiene que ver con la imposición de un límite de dos o tres años para entregar monografías, informes y exámenes.

Cuando comenzó a trabajar esta Comisión de Reglamentos (en el receso, como no podía ser de otra manera), el CEHCE llevó la siguiente declaración de rechazo:

 

En el marco de elaboración del nuevo reglamento para los planes de estudio y la propuesta de poner un tiempo de caducidad para la aprobación de los cursos, la Mesa Coordinadora del Centro de Estudiantes se expresa:
No aceptamos dar discusiones que impliquen cambios en las modalidades de cursado y aprobación de cursos en momentos de receso, donde la mayoría del estudiantado no se encuentra en condiciones de participar en dicha discusión.
Rechazamos la forma prepotente y determinista en la que se ha llevado a cabo la reforma de los planes de estudio de las licenciaturas de nuestra Facultad y que continúa dándose en la discusión del reglamento de dichos planes. Consideramos que se está imponiendo un plazo breve a las comisiones de carrera de los distintos institutos, para la presentación por parte de las mismas de posicionamientos con respecto a temas que requieren una mayor discusión y elaboración de pensamiento crítico por parte de los tres órdenes que las conforman.
No hacemos nuestros los aportes que hayan sido presentados a la comisión de reglamento por parte de estudiantes que no han sido designados como delegados del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación a dicha comisión. Y rechazamos la integración de las Comisiones de Carrera por miembros que no hayan sido presentados previamente en el Consejo de nuestra Facultad por parte del orden estudiantil.
No acompañaremos ninguna medida que implique la restricción de posibilidades de aprobación de los cursos por parte de los estudiantes. Consideramos que no debe existir un número finito de posibilidades de rendir un examen. Los estudiantes que hayan ganado el curso deberían poder dar el examen en el momento que consideren pertinente. No encontramos ningún argumento pedagógico que sostenga que el conocimiento que un estudiante adquirió durante un curso tenga fecha de vencimiento. Arbitrariamente se fija un tiempo para la caducidad de los cursos que puede ser menor o mayor dependiendo de la voluntad de quien lo proponga.
Entendemos que esta propuesta perjudicará a gran parte de los estudiantes de nuestra facultad. Existen factores económicos que llevan a que la mayoría de los estudiantes deban trabajar a la vez que cursan sus estudios, lo que implica que se extienda el tiempo de cursado. Además se ve una tendencia marcada a la disminución de la duplicación de materias para este año, tendencia que creemos continuará en el próximo período de decanato. Es contradictorio sostener que poniéndole fecha de vencimiento a los cursos se propiciará el egreso, ya que un curso que fue ganado por un estudiante puede vencer y éste deberá cursarlo nuevamente. En el mejor de los casos esto llevará a que se extienda aún más la carrera, en el peor llevará a que el estudiante abandone sus estudios.
Exigimos que se informe claramente el ámbito de aplicación de esta medida, ya que se desprende de planteos de docentes que la caducidad también pueda ser aplicable a entregas de monografías y tesinas. Existen muchos factores que intervienen en el tiempo de entrega de una monografía o tesina por parte de un estudiante. Por ejemplo, las tutorías docentes muchas veces están ausentes. En los nuevos planes hay un marcado perfil de investigación, en estos casos la tutoría de docentes capacitados se hace necesaria y los estudiantes no podemos pagar el precio de la falta de recursos docentes en los institutos.

 

Nuestra Agrupación va a proponer que simultáneamente a las Elecciones Gremiales del CEHCE que se realizan todos los años, los estudiantes de Humanidades voten si quieren que los cursos caduquen o no.
Quienes promueven esta limitación, aducen hacerlo porque favorece al estudiante. Creemos que la declaración del Centro de Estudiantes desnuda ese argumento, y por eso la compartimos. Pero para dejar de recibir este “favor”, TODOS vamos a tener que expresar el rechazo.
Por eso, este año, además de votar en las Elecciones de la FEUU, le decimos NO a la Caducidad de los Cursos.

no a la caducidad de los cursos