¡Duelos! (Cuando los significados de palabras homónimas definen el momento político).

manifiesto oct-15 portada

¡Duelos!

(Cuando los significados de palabras homónimas definen el momento político).

En una mezcla de desconcierto, dolor y rebeldía contestataria hemos asistido como en procesión laica a responder al decreto autoritario contra los docentes; hemos asistido a exigir el 6% para la Educación que el Poder Ejecutivo entierra en su propuesta presupuestal; hemos recorrido comisarías y juzgados buscando compañeros que no sabíamos dónde carajo estaban debido a la mentira premeditada de los partes policiales; hemos presenciado la descomposición hedionda de otrora dirigentes de “izquierda”, políticos y sindicales.

Al terminarse la colorida anestesia del progresismo volveremos a recordar lo que nunca debimos olvidar: que la intocada estructura económica de nuestro país dependiente está hecha para que se la lleven toda los que no mandan a sus hijos a la Educación Pública, y que los aparatos represivos siguen cumpliendo el rol de sostenedores de esa realidad.

Dada la descomposición arriba mencionada, surgirán–y es natural que así sea– , pequeños grupos que “siempre la tuvieron clara” y con soberbia y sectarismo pretendan monopolizar la escena política, con el concurso de otros que la tienen clara, los medios de comunicación.

Habrá que hacer los mayores esfuerzos para que este Duelo-Combate  por la Educación Pública y su presupuesto sea de grandes masas movilizadas en la calle, de forma que el Duelo que implica llevar a los cadáveres políticos a los cementerios políticos sea fruto de la conciencia colectiva del movimiento popular.

¡Todos a la marcha del 14 de octubre!

Lo que ha sido y lo que nos espera

Este 2015 nos ha visto embarcados como movimiento estudiantil en la lucha por la defensa de la Educación Pública y del pedido presupuestal de 6% del PBI para ANEP y UDELAR. La definición del presupuesto quinquenal por parte del Gobierno marca el programa político real del período, y las reivindicaciones que las movilizaciones han levantado eran parte de las promesas electorales con que aquél llegó al Gobierno.
Del papel a la realidad, como demuestra la rica historia de nuestro movimiento popular, hay un largo camino, y es un camino de lucha.
El año en que se define el presupuesto quinquenal es siempre un mojón, pero este ha sido distinto a 2005 y 2010: ante las propuestas del Poder Ejecutivo completamente insuficientes para financiar la educación pública, los gremios de trabajadores docentes, no docentes y estudiantiles no se resignaron a las vanas promesas orales de que en 2017 iba a haber mejor presupuesto y persistieron en la lucha para conquistar salarios y condiciones edilicias dignas, contra la superpoblación de los cursos y la eliminación de los cupos de ingreso, por más turnos, horarios y oferta educativa.

La FEUU

La Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay ha estado mucho más movilizada que en años anteriores por dos grandes factores: las posiciones del Gobierno son cada vez más impresentables, lo que lleva a que los sectores de la FEUU que lo siguen ciegamente se vean aislados y con pocas ganas de defenderlo. Pero también hay otro factor interno al funcionamiento de la Federación que incide, y mucho. Desde que nuestra Agrupación en conjunto con otros sectores de izquierda propusimos un cambio de Estatuto de la FEUU en 2012, aprobado por plebiscito, que le dio carácter público para todo el demos universitario a la elección de la dirección nacional de la Federación, y que dejara de ser electa entre poquitos en la Convención: es decir, que las corrientes que disputan la FEUU tengan que dar cuenta de lo que han hecho y cumplir con un programa gremial. Por esto, el oficialismo, que es mayoría en la dirección de la FEUU, no ha podido bloquear las movilizaciones que las corrientes más críticas hemos presentado.

Desde Humanidades

En nuestra Facultad, el Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación también se ha movilizado mucho más que otros años en defensa del presupuesto educativo, en contra las medidas de esencialidad a los trabajadores de la Educación y contra la represión policial, con la participación de compañeros de todas las agrupaciones y de compañeros independientes de todas las licenciaturas y tecnicaturas. A nivel intergremial, hemos apoyado las dos ocupaciones que han realizado los compañeros funcionarios de nuestra Facultad, organizando actividades y charlas que tuvieron buena participación sobre problemáticas nacionales e internacionales.

La centralidad de la política

El Poder Ejecutivo presentó una propuesta de negociación que despertó la indignación de los gremios docentes, desplegando una larga huelga, cuya respuesta fue el decreto de esencialidad. Esta medida sin precedentes hacia los docentes desde el retorno a la democracia desplegó una reacción inmensa de rechazo que llenó con 60.000 personas la Avenida 18 de julio el pasado 27 de agosto.

Luego, los estudiantes secundarios que ocuparon los liceos, y ante la falta de mesa de negociación con el gobierno decidieron ocupar el CODICEN, fueron desalojados a la fuerza por el Grupo de Reserva Táctica y la Guardia Republicana.
Estos hechos despertaron la indignación popular y marcaron la agenda política de las movilizaciones, porque era necesario defender el derecho a la huelga y repudiar la represión. Pero si algo se logró, fue quitar el centro del debate de lo que son nuestras reivindicaciones y hacer correr el reloj, para que las posibilidades de que se aumente el presupuesto de la educación sean cada vez menores.
En ese marco, el aparato mediático generado por los medios masivos de comunicación, ha escrachado compañeros inventado cucos, criminalizado la militancia y hasta usando a uno de los detenidos en el CODICEN, quien nunca fue electo para ninguna responsabilidad en la FEUU, como si sus acciones fueran las que se esperan de un dirigente estudiantil; efectuaron un manoseo impresentable de su persona, de la Federación y de todo el movimiento popular.
Por eso es necesario seguir defendiendo a los compañeros procesados, pero también volver a poner el debate en el presupuesto de la educación pública.

¡La lucha continúa!

Han logrado sacar de las portadas de los diarios a las movilizaciones multitudinarias que hemos logrado en estos meses, pero no han logrado quebrarnos.
La reasignación que realizó la Cámara de Representantes el 5 de octubre no responde a la gracia de un sector u otro sino a este acumulado de lucha que se ha desarrollado en los últimos meses, pero son migajas: esta partida “novedosa” a la Universidad le incrementaría apenas un 1,25% del aumento que solicitó. Mientras, mantienen la soga sobre los trabajadores de la educación con el artículo que los obliga a ceder en las negociaciones a riesgo de tener aumento cero de salario.

Porque lo único digno es mantenerse en pie, necesitamos a cada compañero en la calle el próximo miércoles 14 de octubre en la Marcha de la FEUU y el PIT-CNT.

Descargá nuestro periódico completo – MANIFIESTO (octubre 2015).