A discutir reglamento…

Este año se discutirá un nuevo marco normativo que reglamentará los nuevos planes de estudio. En este debate todos estamos implicados, tanto estudiantes como docentes y egresados. La aprobación de esto significará un cambio en la situación actual del cursado de las diferentes unidades curriculares (materias) de las distintas carreras de nuestra Facultad.

El reglamento que rige actualmente el cursado y la asistencia de las diferentes Licenciaturas y Tecnicaturas de Humanidades es anterior a la creación de los planes nuevos. Éste reglamenta el carácter de asistencia de los cursos y su forma de aprobación.

Desde la aprobación de los planes nuevos se han suscitado en el seno de las diferentes carreras dificultades en relación a la forma de aprobación y de asistencia a los cursos, las diferentes Asambleas de Licenciatura se han expresado con respecto a estos casos particulares rescatando las garantías que nos proporciona el reglamento y obligando así a cambios en diferentes aspectos de los programas; lo más común es el hecho de que en la confección de las diferentes unidades curriculares los docentes a cargo cambian la modalidad de asistencia (transformando cursos que eran de asistencia libre poniéndoles el carácter de obligatorios) sin ningún cambio en los objetivos del curso, solamente adicionando la utilización de la plataforma EVA, como si utilizar dicho recurso implicara un cambio de metodología dentro del aula o se pudiese considerar esto como trabajo de campo.

Es necesario dar el debate para defender las garantías que nos brinda el reglamento actual, mejorándolo sin detrimento de los derechos que éste nos otorga y entendiendo las realidades de los estudiantes de Humanidades en relación directa a las condiciones en las que se inscribe nuestra casa de estudios.

En nuestra Facultad, los estudiantes mantenemos el derecho a dar los exámenes o presentar los informes o monografías de los cursos que tenemos ganados, a pesar de que los docentes quisieron hacer caducar ese derecho a los dos años.

Nuestra Agrupación promovió en 2014 un plebiscito abierto entre todos los estudiantes de Facultad sobre dicha propuesta de los docentes: el 94,5% de los estudiantes acompañó nuestra posición negativa al planteo, por considerar que no tiene ningún sustento pedagógico y que sólo terminaría obligando a cientos de compañeros a recursar, alargando aún más las carreras que ya se ven afectadas por la falta de horarios.

Gracias a ese NO rotundo de los estudiantes, y a la movilización posterior, logramos detener la caducidad de los cursos con una resolución por unanimidad del Consejo de Facultad.

Debemos promover el debate democrático e integral de estas cuestiones pues son medulares para la realización de nuestro derecho a estudiar y exigir que se tomen en cuenta nuestras consideraciones para que no vuelva a ocurrir lo que sucedió con el debate en torno a los planes nuevos, donde se le dio la espalda al estudiantado y de manera autoritaria e inflexible los aprobaron.