Sobre presupuesto

La Cámara de Diputados aprobó el pasado martes 2 de agosto un proyecto de Rendición de Cuentas que recorta el presupuesto que la Educación Pública tenía asignado para este año en 640 millones de pesos.

Foto: Universidad de la República

Foto: Universidad de la República

Decimos recorta, porque el año pasado el mismo Poder Legislativo había aprobado que en 2016 esos 640 millones de pesos iban a estar, y este año los quita.

Decimos recorta, porque si bien el Gobierno utiliza eufemismos como “abatir el gasto” o “postergar”, ninguno quiere responder salvo con evasivas si esos 640 millones de pesos van a ser agregados al presupuesto de 2017.

La movilización y la vergüenza lograron detener el recorte de otros 800 millones de pesos que se iban a recortar a la Universidad de la República y el Hospital de Clínicas. Por tanto, si bien la Universidad no se ve afectada en este mal llamado “abatimiento” de los rubros que el Poder Ejecutivo estaba comprometido por ley a transferir este año, sí se ve afectada al recibir un incremento de 0 respecto del pedido de 1.823 millones que iban destinados a becas para estudiantes, obras y más docentes. Esto compromete seriamente las posibilidades de democratizar la enseñanza universitaria. Y más aún arriesga las posibilidades de mejoras en la ANEP, de mejor educación primaria y secundaria, de mejores condiciones de trabajo para docentes y no docentes.

La Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay viene discutiendo desde hace meses el problema de este presupuesto, y resolvió impulsar la realización de charlas en los diversos centros de estudiantes, así como la Movilización en defensa de la Universidad del pasado martes 9 de agosto.

En ese marco, podemos decir que el Centro de Estudiantes ha cumplido con el mandato de la Federación, realizando, desde la Comisión de Cogobierno, una charla informativa a la que asistieron más de 40 compañeros. Y sobre todo, porque los estudiantes de Nuestra Facultad nos movilizamos en la marcha del 9, en la que el Movimiento Estudiantil midió sus fuerzas y movió más de 10.000 compañeros.

Pero no sólamente se demostró que los estudiantes estamos dispuestos a defender la Educación Pública con esa marcha, sino también con los tantos miles que salimos el domingo 14 de agosto a recordar a nuestros Mártires Estudiantiles.

El proyecto de ley de Rendición de Cuentas con los recortes a la Educación Pública, tiene la media sanción de Diputados, pero falta que lo discuta el Senado, y no podemos bajar los brazos. Es necesario impulsar en la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay la movilización del estudiantado para dar vuelta este recorte, porque una mayor inversión en Educación Pública es a todas luces necesaria.
La FEUU, y todos los estudiantes universitarios, debemos estar a la altura de la historia, y apoyar no sólo declarativa sino también militantemente las movilizaciones de los demás Centros y Asociaciones de Estudiantes, así como demás gremios de la Enseñanza; y coordinar junto a ellos una masiva concentración frente al Palacio Legislativo en las horas cruciales que nos quedan de discusión presupuestal.