Programa (elecciones universitarias 2007)

Programa de la Agrupación de Estudiantes

21 de junio CEHCE-ASCEEP-FEUU
Hacia las elecciones Universitarias del miércoles

31 de octubre de 2007

¿Qué VOTAMOS?

El próximo 31 de octubre se realizaran las elecciones universitarias en las que se elegirán los órganos de gobierno de la Facultad (Asamblea del Claustro de Facultad y Consejo de Facultad) y de la Universidad (Asamblea General del Claustro).
El consejo de Facultad esta integrado por doce miembros (tres estudiantes, tres egresados y cinco docentes, más el decano), en tanto, la Asamblea del Claustro de Facultad la conforman diez estudiantes, diez egresados y quince docentes.

¿Cómo VOTAMOS?

Normalmente se vota con Cédula o Credencial Cívica.
Existe la posibilidad de votar observado en caso de no figurar en el padrón y no haber realizado trámite de recurso para estar comprendido en el mismo.
El lugar de votación será el edificio de Facultad en el horario de 8 a 19 horas. También se puede votar en cualquier Departamento de la República, en la oficina que la Corte Electoral destine a esos efectos.
Se deben introducir en el sobre tres hojas de votación correspondientes a cada uno de los órganos anteriormente mencionados: Asamblea del Claustro de Facultad, Consejo de Facultad y Asamblea General del Claustro.

NUESTRA AGRUPACIÓN

La 21 de junio cuenta con uno de los tres consejeros estudiantiles y dos de los 10 representantes en el Claustro de Facultad, desde nuestra primera participación en las elecciones universitarias del 1º de octubre de 2003, obteniendo un respaldo electoral superior en las pasadas elecciones universitarias del 12 de octubre de 2005, en las cuales obtuvimos, también un Consejero, con 590 votos y tres de los diez representantes en el Claustro.
La Agrupación de Estudiantes 21 de junio tiene cinco años de existencia. En este tiempo hemos participado en las distintas reuniones del Centro de Estudiantes, así como en los espacios de representación a los cuales hemos sido electos: Mesa Coordinadora del CEHCE; Consejo Federal de la FEUU y la Convención de la FEUU; Consejo de Facultad, Claustro de Facultad. En los mismos hemos procedido con principios, coherencia y responsabilidad, defendiendo ante todo, los principios históricos de la FEUU.
Nuestra Agrupación ha trabajado con seriedad, desde su creación, por construir un Centro de Estudiantes unido y organizado en base a propuestas y un marco de discusión racional donde todos los estudiantes tengamos posibilidades de participar. Para ello insistimos durante años en la necesidad de establecer claramente las garantías necesarias en un Estatuto.
Durante 2004 y 2005 participamos activamente de todas las instancias de debate que se dieron en el CEHCE sobre este tema. En 2006, luego de la situación general de irregularidad centrada en la violación de mandato de una asamblea estudiantil, que llevó a este decanato a la conducción de la Facultad, comenzamos una campaña de difusión de nuestra propuesta de estatutos y recolección de firmas para plebiscitarla en el CEHCE.
La 21 de junio siempre ha acatado los mandatos gremiales emanados de las Asambleas Generales del Centro de Estudiantes. Mientras no tuvimos estatutos la Asamblea General fue el único organismo resolutivo del Centro de Estudiantes, pero acatar o no sus resoluciones era privativo de los representantes. Desde nuestra concepción de la democracia: la unidad gremial se construye con la responsabilidad y el respeto en la libertad de expresión de las mayorías hacia las minorías, pero más aún, se demuestra la voluntad democrática cuando se acata el mandato de las mayorías.
El principio de la FEUU, que consiste en el respeto del Mandato Imperativo de Asamblea General en los ámbitos de cogobierno, tiene su base histórica en la negociación interna de los diferentes órdenes de la Universidad de la República para lo que luego fue la Ley Orgánica de 1958. Nuestra Federación siempre mantuvo su reivindicación de igualdad en la cantidad de representantes de los órdenes (Cogobierno Paritario), al no lograrse esa reivindicación, la forma en que los estudiantes universitarios decidimos participar en el Cogobierno fue con la unidad de acción del principio de Mandato Imperativo para poder incidir en las decisiones.
El proceso de elección de decano de la Facultad fue una clara muestra de compromiso de nuestra Agrupación con el principio histórico de la FEUU, en el respeto del Mandato Imperativo de Asamblea General en los ámbitos de cogobierno y nos sentimos muy orgullosos de ello, porque nosotros SI somos una expresión política de los estudiantes de esta Facultad.
Una muestra de esta actitud es este programa, que ha sido elaborado entre todos los compañeros de nuestra Agrupación sobre la base de un debate abierto. Pero también somos conciente que un nuevo proyecto de Facultad no lo hace una Agrupación o un orden sino todos sus gremios.
Por lo ya mencionado anteriormente es que hoy nuestro Centro de Estudiantes necesita de tu respaldo hacia una propuesta que da garantía de lealtad gremial y defensa de principios.
La actual conducción de Facultad, sintetizada en este decanato ha demostrado una clara hostilidad hacia la mayoría de los estudiantes -a quienes considera “sobrantes” para su “proyecto” de FHCE-, y trata de utilizar su poder para influenciar en el orden estudiantil a través de su brazo político: “Espacio Estudiantil”.
Este grupo de sumisos al poder, en busca de acomodo, no dudan en dividir al Centro de Estudiantes, no respetan los mandatos de las Asambleas, no integran la estructura gremial y solo les interesa tener su “parcela amarilla” en los ámbitos de cogobierno.
Nuestra Agrupación representa una propuesta claramente gremial, comprometida con los estudiantes TODO EL AÑO.

NUESTRO PROGRAMA

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

1-Defensa del cogobierno y la Autonomía

Los principios democráticos que sustentan nuestra propuesta, postulan una posición contraria a cualquier intento de cercenar la autonomía universitaria, por eso defendemos el cogobierno universitario, donde estudiantes, egresados y docentes perfilan las políticas de nuestra Facultad y de la universidad de la República en aras de potenciar las posibilidades de creación del conocimiento en beneficio de la sociedad.
Consideramos de plena vigencia los principios universitarios comprendidos en la Ley Orgánica de 1958 así como también la reivindicación histórica de la FEUU a favor del cogobierno paritario (igualdad numérica de los órdenes en la participación en todos los ámbitos de cogobierno).
Además hoy también existen condiciones para avanzar en las conquistas democráticas de la Ley Orgánica y las reivindicaciones de la FEUU, como son la anteriormente mencionada, y la integración de los compañeros funcionarios al cogobierno de la Universidad.

2- No a la matrícula

Defendemos incondicionalmente la gratuidad de la educación pública nacional. Por esto, nos oponemos a la implementación del cobro de matrícula en los postgrados pues esta medida intenta avanzar hacia el cobro de toda la enseñanza univer

sitaria.
Existe una concepción neoliberal en la Universidad que es individualista, ya que en la misma se ve cómo único beneficiado al estudiante. En realidad, la Universidad tiene un profundo contenido social, que busca, no sólo transmitir conocimiento al estudiante en su función de enseñanza sino a la sociedad en su conjunto a través de la extensión, la investigación científica al servicio nacional y los convenios con los sectores productivos nacionales, todos preceptos que ampara la Ley Orgánica de 1958.
Afirman que sería un mecanismo de igualación social ya que pagaría más el que tiene más: MIENTEN. ¿Cómo se comprueban los ingresos de quienes no trabajan o viven de rentas? Lo que en realidad sucedería es que sólo se podrían comprobar los ingresos de los estudiantes que trabajan, esto es un nuevo impuesto a los sueldos, pero en este caso de quienes, además de trabajar, realizan un importante esfuerzo por estudiar en la Universidad de la República.

3-Posición contraria al limitacionismo.

Desde 1998 (rectorado del Ing. Rafael Guarga) hasta la actualidad se instrumenta el cobro de la matrícula en los postgrados. También nos hemos opuesto al examen de ingreso porque ataca el principio de gratuidad, ya que el mismo siempre va a favorecer el ingreso de estudiantes del sistema privado en perjuicio de la igualdad de oportunidades. Efectivamente, la Reforma educativa de Germán Rama, no se aplico con todas las rebajas del nivel formativo que esta implica en el sistema privado de enseñanza. No sólo los exámenes de ingreso son limitacionistas, también lo es toda modificación de planes de estudio que tienda a aumentar la brecha entre la exigencia académica al estudiante y la oferta académica y material de la enseñanza, limitando y “orientando”, así el egreso en función de la demanda del “mercado” como lo hace la reforma universitaria que impulsó el rector Guarga.
Sería ingenuo pensar que sólo los exámenes de ingreso son limitacionistas también lo es todo intento de pauperización de los contenidos en los estudios a nivel de grado, desplazándolos a las futuras ofertas de postgrados.
Las propuestas en este sentido llamadas reformas universitarias promulgadas tanto por Guarga, en su momento, así como las esbozadas por el actual Rector Rodrigo Arocena, -además de someterse a la misma lógica de mercado con la consiguiente pauperización de los contenidos que tuvo la REFORMA EDUCATIVA EN SECUNDARIA- es un simple maquillaje, que parte de la premisa de “universalizar” la enseñanza universitaria, pero que en realidad, lo que hace es disminuir los contenidos de los estudios de grado. Estas reformas, para el Área Social, plantean un ciclo inicial o ciclo básico por área de conocimiento, que puede tener una duración de hasta dos años. Este ciclo no será obligatorio, y se antepone a la formación de grado con la consiguiente superposición de ciclos niveladores, dejando para adelante los contenidos específicos de la formación de grado. Este planteo será un instrumento de nivelación para los estudiantes que provengan del sistema de enseñanza pública, que han pasado por los planes de estudio de la Reforma Educativa de Germán Rama y el BID con los estudiantes provenientes del sistema privado, que en lo esencial, continúan con los planes de estudio anteriores a esa “reforma”.
En síntesis, el objetivo final del proyecto neoliberal para la educación superior sería reducir la cantidad de estudiantes de la Universidad de la República a una cuarta parte -o menos- de su cantidad actual. Como este planteo sería “políticamente inviable”, proyectan estos maquillajes que describimos anteriormente, pero reiteramos que su objetivo sigue siendo -a pesar de los discursos demagógicos pseudo progresistas- limitar la cantidad de estudiantes universitarios; lo que ocasionará, a su vez que para obtener el nivel de conocimiento que hoy se obtiene en una formación de grado, deberás de pagarlo en los estudios de postgrado

4- Defensa de la libertad de cátedra

Desde su creación, la 21 de junio ha defendido consecuentemente este principio universitario y democrático, tanto para la enseñanza como para la investigación. Esta defensa se ha tenido que realizar frente a la corriente mayoritaria del Orden Docente, que actualmente conduce a la Facultad, siempre ha puesto como pretexto para ocultar la persecución política, la labor de investigación científica de los docentes que se oponen a su proyecto neoliberal, hostigándolos administrativamente.
Desde antes de asumir el decanato, el grupo docente que actualmente conduce la facultad, viene realizando una sistemática persecución política a sus opositores en el Orden Docente. Esta práctica es muy contradictoria con los principios democráticos en los que se sustenta la tradición de nuestra Universidad de la República y que todos los discursos, supuestamente, reivindican.
Lamentablemente esta falta de coherencia a la hora de los hechos expresa el avance de ideas reaccionarias que han demostrado poca preocupación por las formas a la hora de destituir arbitrariamente al Profesor de Introducción a la Universidad del Ciclo Básico Común Francisco Sanguiñedo, en un ejemplo claro de autoritarismo, que poco tiene que ver con las tradiciones anteriormente mencionadas.

5-No a las “Universidades” privadas

Retirar a la Universidad de la República del Consejo Consultivo (habilitador) de las universidades privadas integrado entre otros por el Ministerio de Educación y Cultura, debido a su inconstitucionalidad ya que violenta lo estipulado por los artículos 202 y 204 en la Constitución de la República. Según estos dos artículos la especialidad del Ente Autónomo Universidad de la República debe ser respetado tanto por el Poder Ejecutivo así como por el Parlamento. Inclusive teniendo en cuenta, que el artículo 202 proclama que sólo por ley se podrán crear organismos de coordinación de la enseñanza tanto públicos como privados.
El Consejo mencionado, fue creado por decreto en el segundo gobierno de Sanguinetti, en concordancia con el modelo educativo que se impuso en las demás ramas de la enseñanza. De esta manera, consideramos que la Universidad de la República no puede legitimar un ámbito inspirado en una concepción reaccionaria de la Educación.

DIAGNÓSTICO DE LA GESTIÓN EN EL COGOBIERNO (2003-2007)

Un criterio de estricta responsabilidad académica y gremial ha guiado nuestro accionar en el Consejo de la Facultad y el Claustro de Facultad, en el período que termina nuestro trabajo de la actual delegación a fines de diciembre.
Convencidos que hemos cumplido más allá que algunas falencias de recursos económicos nos imposibilitó difundir masivamente todo lo realizado, es posible que hayas escuchado algunas de nuestras iniciativas desde la minoría del orden del Consejo y en el Claustro de Facultad. En caso contrario, te presentamos nuestro programa que contiene un diagnóstico general de nuestra gestión en el cogobierno y las propuestas que impulsaremos con las mismas razones y empreño para el período 2007-2009, si tu voto decide que continuemos ocupando estos espacios.

Nuestra labor en la Comisión de enseñanza

Solución a problemas de los estudiantes- Hemos asesorado las consultas de los estudiantes en los temas académic

os que conciernen a dicha comisión en estos años de trabajo en la misma.
En este sentido hemos propuesto en la Comisión de enseñanza modificaciones a las estructuras de los programas de curso en los cuales, actualmente se establecen objetivos generales del curso para que el estudiante pueda conocer los lineamientos generales del mismo y mantener con el docente un ámbito de formación claramente estipulado al comienzo del curso; para el caso de los seminarios se pidió que se adjunte las finalidades que tienen los mismos para que la Comisión de Enseñanza sea un ámbito que conozca las propuestas académicas que promueve la Facultad en los ámbitos más elevados de formación como lo son los seminarios de investigación.
También hemos adjuntado las solicitudes estudiantiles a los expedientes correspondientes a la conformación de tribunales de corrección de Trabajos Pasaje de Curso y Monografías, de forma tal que el estudiante asegure su legítimo derecho a ser evaluado por aquellos docentes que dictaron el curso; hemos logrado en los casos detectados, sobre todo los que atañen a la Licenciatura en Letras, que es donde se han constatado mayores irregularidades, que se respete la conformación del Tribunal en función al dictado del curso.
Por otra parte se difundió la información debidamente a las asambleas de Licenciatura, para que estas obtuvieran los insumos necesarios para llevar adelante las discusiones que le atañen íntimamente.

CONSEJO DE FACULTAD

Hemos demostrado en nuestra actividad en las comisiones gremiales y de Enseñanza, una política abierta, proporcionando toda la información. Ello ha sido reconocido públicamente por muchos compañeros. Nuestro deseo es continuar con esta línea en el Consejo de Facultad e intentar que las demás corrientes que estén representados en este órgano apliquen esta forma de trabajo. La información del Consejo es clave, porque allí se discuten los grandes temas administrativos de la Facultad, de su funcionamiento, de las licenciaturas, las renovaciones docentes, las reválidas de materias y de título, los convenios marco con otras instituciones públicas y privadas, etc. Por ello el acceso de todos a la información del Consejo y a su documentación va a ser una norma que guíe el accionar de nuestros delegados en este órgano.
Llamados a aspiraciones a cargos docentes. Hemos logrado de forma rigurosa que todos los llamados a aspiraciones a ayudantes (Gr. 1, 20 hs.), que se asignan en un 50 % a estudiantes, se efectuaran, ya que comprobamos irregularidades con algunos de ellos que no han sido publicados en tiempo y forma. De la misma manera, con los demás cargos en el escalafón docente de los cuales veinticuatro cargos no están provistos porque se privilegia el clientelismo político por encima de la oferta de enseñanza de la Facultad.
Propuesta sobre biblioteca: Propusimos en el Consejo de Facultad, la posibilidad de utilizar ficheros en el horario de descanso de la biblioteca, propuesta que fue recibida mas tarde por el asesoramiento formal de la Comisión de Biblioteca.
Hemos propuesto al departamento de documentación y Biblioteca, a través del Consejo, que aquellos estudiantes que no estén cursando, por razones laborales, personales, o por haber terminado sus cursos y deben rendir exámenes o realizar trabajos pasaje de curso, etc. No se le exija la inscripción semestral para usufructuar el servicio solicitando para este fin que se presten los libros en calidad de préstamo especial.
En vista del notorio incremento de la matrícula estudiantil de la Facultad durante estos años, el Departamento de Documentación y Biblioteca atraviesa una situación crítica. Los escasos recursos humanos con los que cuenta el servicio de Biblioteca han motivado dificultades en la atención no sólo a estudiantes, sino también a egresados y docentes que hacen uso del servicio. Los funcionarios de dicha repartición se encuentran, al día de hoy, sobreexcedidos en sus actividades. Para paliar, momentáneamente, dicha situación, propusimos como solución de urgencia:
A) Efectuar un llamado para la contratación de becarios de la Escuela Nacional de Bibliotecología hasta que se provean en efectividad los cargos necesarios para dicha función.
B) Otorgar una extensión horaria de una hora a aquellos funcionarios del Departamento que tienen a su cargo la atención al usuario.
Servicio de fotocopiadora- Propusimos con resultados efectivos, un precio especial de las impresiones de tinta por computadora para los estudiantes que deben presentar monografías o informes, estipulado a través de la partida que otorgaba la Facultad para las becas y cuponeras del Servicio de Fotocopiadora del C.E.H.C.E.. En este sentido, el precio de dichas impresiones se fijó en $ 0,65, esta rebaja actualmente es totalmente financiada por el precio de la fotocopia del Centro de Estudiantes, ya que este Decanato eliminó el subsidio que otorgaba la Facultad para el financiamiento de estas impresiones y de las becas de fotocopia.
Plan de obras y mantenimiento- Hemos expuesto los problemas locativos de espacio y mantenimiento, que no son menores en lo que respecta a la calidad de enseñanza. El aumento explosivo de la matrícula en nuestra Facultad hace necesario un nuevo local anexo. Por otra parte nuestra Agrupación ha planteado la posibilidad que los estudiantes de nuestra Facultad que trabajan en la construcción puedan organizarse mediante la elaboración de una planilla para presentar ante los Ministerios de Trabajo y Transporte y Obras Públicas, con el fin de realizar trabajo de mantenimiento en nuestro local de estudio.
Solicitamos de forma urgente la completa culminación del baño de mujeres y la contratación de funcionarios de Servicios Generales, para desempeñar tareas de limpieza en general y en particular en los baños ya que se encuentran en lamentable estado sanitario.
Discusión del Plan de Optativas- En la actualidad, existe gran incertidumbre, acerca de la elección de materias optativas que corresponden con los requisitos exigidos por los planes de estudio de cada Licenciatura. El tronco de materias optativas permite que el estudiante obtenga una visión más coherente de las disciplinas científicas, combinándola con la realización de su propio estudio de grado, que además implementa la realización de seminarios que significan el esqueleto del ejercicio de investigación.
En este sentido, varias han sido las confusiones a la hora de realizar el plan de optativas ya que algunos de los Planes de Estudio de las seis Licenciaturas de nuestra Facultad, no establecen criterios precisos para su realización. Esto tuvo como consecuencia, que el Consejo de Facultad solicitara a la comisión de Optativas y Reválidas información precisa acerca de las materias optativas de todos los Planes de Estudio. Dicha Comisión cogobernada por todos los órdenes, nunca se expidió acerca del tema. Nuestra Agrupación ha elaborado un material para presentar como insumo de discusión al Consejo de Facultad, tarea que debería haber realizado la comisión correspondiente. Por dicha razón y hasta tanto no se salde la discusión en el Consejo de Facultad, difundimos en diferentes publicaciones de nuestra Agrupación un material informativo que se sustentó en la información brindada en los actuales Planes de Estudio.
Inserción laboral de nuestros egresados. Propuesta elevada al CDC. Hemos defendido a ultranza, en todas las instancias en las que hemos estado presente, la formación y reconocimiento académico de nuestros estudios de grado. En este sentido, hemos luchado incansablemente para que la voz de nuestros estudiantes y egresados se reconozca. Al respecto, hemos logrado, instaurar en el Consejo Directivo Central de nuestra Universidad, la discusión acerca de su futuro laboral. Esta discusión está siendo hoy procesada bajo el marco de un proyecto reciente titul

ado: Proyectos conjuntos con ANEP y la FHCE, al respecto de la cual la delegación de la Unidad Opción Docencia ya se ha expresado.
En la actualidad, el estudiante o egresado de Humanidades es excluido a la hora de presentarse en llamados de aspiraciones a cargos docentes en la enseñanza Secundaria, ya que administrativamente se pueden inscribir pero, efectivamente quedan por debajo de los egresados no sólo del Instituto del Profesores Artigas, sino de los CERP, que imparten una enseñanza funcional a la reforma educativa. O sea su posibilidad es casi nula. Exigimos una discusión seria, amparada en criterios justos, ya que hasta el momento se nos ha atropellado en forma constante, como así son reiteradas las consultas académicas de formación científica que se hacen a nuestra facultad bajo convenios y proyectos que nada dan a cambio.
En este escenario solicitamos a las autoridades de la ANEP, incluyan en el llamado de provisión de cargos, a los egresados de la FHCE, en igualdad de condiciones que los demás egresados de instituciones de formación docente pública. Fundamenta este planteo, un criterio de justicia y reciprocidad en lo que respecta a las posibilidades académicas y laborales, ya que los egresados de formación docente no universitaria participan en los llamados a aspiraciones de cargos docentes de nuestra Facultad, en igualdad de condiciones que nuestros graduados y estudiantes. En el caso de las maestrías que imparte la FHCE, tanto los egresados del IPA, así como también los de magisterio, entre otros pueden aspirara las mismas, lo que expone la apertura de posibilidades de nuestro servicio.
Hacia la democratización del Consejo. Propusimos que volviera a funcionar la mesa cogobernada del Consejo, ámbito que democratiza el funcionamiento del mismo, que en todo este período no ha funcionado por falta de voluntad política. La implementación de este ámbito permitiría tanto a nuestro Centro de Estudiantes como al sindicato de Profesores y al Colegio de Licenciados una mejor información que permita una discusión adecuada en las respectivas organizaciones gremiales que refleje las posturas de los órdenes en el Consejo.

Propuestas programáticas para el período 2007-2009

Dos turnos por materia- Una de las razones que está incidiendo en el bajo egreso es la existencia de un solo curso por materia. Esta ha sido una vieja reivindicación del Centro de Estudiantes. En nuestra Facultad, la mayoría de los estudiantes trabajamos, de forma tal que en aquellas carreras donde existe régimen de previaturas ocho o nueve años para cursar las veinticuatro materias que indican los planes de Estudio. En este sentido, propondremos se encuentre una solución a este grave problema, exigiendo una adecuada pelea por recursos presupuestales por parte de la facultad en los ámbitos centrales de la Universidad. Esta tarea que corresponde al Decano ha sido prácticamente nula, concentrándose en ajustes internos de la Facultad sin abordar el problema de fondo.
Biblioteca. Proponemos que biblioteca permanezca abierta los fines de semana previos a los períodos de exámenes y durante los mismos, los sábados en horario habitual de días de semana y los domingos a la mañana.
Convenios- Promover convenios con el fin de generar becas de trabajo para estudiantes y egresados, haciendo hincapié en la debida difusión de los mismos con el fin de salvaguardar sus derechos al momento de presentarse a estos. Consideramos que estos convenios deben realizarse con organismos estatales, municipales y con otras instituciones que alienten la producción de conocimiento nacional en beneficio de toda la sociedad y no como se promueve y se realiza actualmente en beneficio a los intereses de los monopolios imperialistas.
Comisiones directiva de Área e Instituto Cogobernadas- Consideramos que los estudiantes, conjuntamente con los egresados, debemos participar y estar representados en las Comisiones Directivas de Área e Instituto, de manera que nuestra opinión esté representada en las políticas académicas que luego inciden en la labor de enseñanza e investigación. Sin embargo, pensamos que nuestros delegados estudiantiles ante las Comisiones Directivas deberían contar con por lo menos 50% de las materias aprobadas para integrarla, ya que las características de los temas que allí se abordan ameritan un grado de interiorización académica que haga útil nuestra presencia en ese espacio.
Política de Servicios del CEHCE- En el Consejo se definen las asignaciones de todos los Servicios que la Facultad brinda. En este sentido, trabajaremos para que la cantina y otros servicios integren los ya existentes en nuestro Centro de Estudiantes, fomentando así, más becas de trabajo para estudiantes.

CLAUSTRO DE FACULTAD

En el marco de una nueva elección universitaria, donde tendremos que elegir nuestros representantes por el orden estudiantil, es que consideramos necesario acercar a todos los estudiantes de la Facultad el funcionamiento y potestades del Claustro.
¿Qué es el Claustro? Es el órgano de nuestra Facultad que delibera, propone sobre todos los temas académicos que incumben a nuestra casa de estudios. Es, además, el ámbito donde se define el Decano de nuestra Facultad, cuestión esta que marcará especialmente el trabajo del Claustro que surgirá en la próxima elección universitaria. El Claustro tiene iniciativa en la propuesta de modificación de los planes de estudio.
El mismo está integrado por 15 representantes del orden docente, 10 representantes del orden de egresados y 10 representantes por el orden estudiantil.

Nuestra propuesta para el siguiente período.
CRÉDITOS:

En el claustro de nuestra Facultad la Agrupación mayoritaria del orden docente ha planteado la pertinencia de comenzar a aplicar el sistema de créditos a nuestra evaluación. Ante dicho planteo nuestra agrupación desea dejar en claro su posición académica y política.
La propuesta sobre los créditos, que hoy en día está circulando por la Universidad y por nuestra Facultad responde directamente a un nuevo nivel de aplicación de la Reforma Universitaria que promovió el ex rector Rafael Guarga y que hoy continúa el actual rector Rodrigo Arocena.
Esta propuesta tiene como objetivo la rebaja de la calidad académica de los cursos de grado, ya que lo que se intenta es introducir, en la evaluación de la formación de grado una lógica primitiva de mercado (este sistema comenzó a aplicarse en la Universidad de Harvard en 1880), utilizando una concepción educativa que transforma a nuestros estudios en una especie de GÓNDOLA DE SUPERMERCADO o en aquellos libros de cuentos donde uno podía elegir su propia aventura.
¿Que es un crédito? Es asignar a las unidades básicas curriculares (materias, asignatura, taller, seminario) determinada cantidad de HORAS/CRÉDITO o sea un valor, y por consiguiente, ya no sería necesario determinadas cantidad de materias para recibirnos, sino una determinada cantidad de créditos.
De acuerdo con esta concepción, que tiene por argumento mayor libertad al estudiante y una mayor flexibilidad en la carrera, se esconde la rebaja en la calidad académica de los estudios en el nivel de grado (licenciatura) lo que conllevaría a la necesidad de cursar P O $ T G R A D O S (para tener la misma formación que los que egresen sin el sistema de créditos). Aclaremos que los postgrados por iniciativa del ex Rector Rafael Guarga, ya son pagos.
En este marco uno elegiría las materias según la cantidad de créditos que se le asignen a las mismas, y no por su pertinencia académica.
Por esta vía se estaría
llegando a un incremento en la cantidad de estudiantes que tendrían que PAGAR P O $ T G R A D O S.
Si bien el progreso científico está generando, permanentemente, nuevos paradigmas y fragmentaciones en las disciplinas, esto no justifica la elitización del conocimiento a la que se pretende llegar con esta reforma, sino que fundamenta la defensa de la calidad académica en el nivel de los cursos de grado y su gratuidad, así como también la de los postgrados, en una Universidad estatal de un país dependiente, ya que la democratización del conocimiento es, también, una forma de resistir la dominación imperialista.

PLAN DE ESTUDIOS

El próximo período del Claustro será un momento fundamental de la Facultad y la Universidad toda. El Claustro tiene el papel fundamental de la discusión de los planes de estudio, discusión ésta que deberá abordar también nuestro Centro de Estudiantes.
La Agrupación de Estudiantes 21 de Junio promoverá un criterio pedagógico activo, de vinculación de la teoría y la práctica, de la enseñanza e investigación en oposición a criterios predominantes “gerenciales” (o bancarios) y reproductivistas que rebajan el nivel de los estudios de grado.
El papel de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación tiene que ser, también, el de formar profesionales críticos y transformadores y no meros reproductores de la ideología dominante.
Un claro ejemplo de este sistema “gerencial” y reproductivista (que valora la memoria por encima de la reflexión) es nuestra oposición al sistema de evaluación en base a créditos.
Respecto al plan de estudios, en nuestro programa con motivo de las elecciones universitarias del año 2003, manifestamos que había llegado el tiempo de realizar un balance del plan 91. Doce años de vigencia de un plan de estudios, hacía necesario un balance en torno al cumplimiento de sus objetivos y a la aplicación de sus contenidos. Sin embargo, la discusión que se inició en el corriente año en torno a posibles modificaciones, se centró en remaches y reformas parciales sin abarcar una discusión profunda de los perfiles que debía tener un nuevo plan de estudios. Es decir, le faltó una discusión integral que abarcara problemas como el del perfil del estudiante y del egresado, la masividad, entre otros componentes de análisis.
Lo que si existió fue una resolución que el Claustro tomó por mayoría (con el respaldo del Espacio Estudiantil) para eliminar el Semestre Básico Común de los planes de estudio de nuestra Facultad.
Nosotros nos opondremos firmemente a estos planteos que han llegado al ridículo de querer sustituir Introducción a la Universidad por “folletería”. Consideramos que esta asignatura es cada vez más importante en el primer semestre ya que ubica al estudiante en una Universidad Pública, Autónoma, Cogobernada y con una tradición de cuestionamiento al poder, que entre otras cosas, explica la existencia de esta Facultad.
La reforma del Plan de Estudios es una discusión sobre sus fines y objetivos, para luego avanzar en los aspectos más particulares.

ASAMBLEA GENERAL DEL CLAUSTRO

Este órgano asesora al Consejo Directivo Central (C.D.C.) en los grandes temas de política universitaria y de interés nacional, además elige al Rector y a los representantes de los órdenes en el C.D.C. Indudablemente, la totalidad de los principios fundamentales que defiende nuestra Agrupación esbozados al principio de este programa, son tratados en la Asamblea General del Claustro.

“Reforma” Universitaria

Nuestra postura acerca de la actual “Reforma” Universitaria, parte de una visión claramente crítica hacia sus aspectos fundamentales.
Ante una nueva instancia que convoca al demos universitario, debemos marcar fuertemente las discrepancias con el modelo que se está imponiendo y en el que, evidentemente, el actual rector ha continuado con las políticas establecidas en el rectorado de Rafael Guarga.
Por esto consideramos que la urgente defensa de los principios universitarios, que han ido perdiendo vigencia, y un fuerte reclamo por la reinstalación del espíritu de Córdoba (1918) en nuestra Casa Mayor de Estudios es la expresión colectiva de lucha de quienes conocemos la Universidad de la República y observamos el olvido en el que ha caído su Ley Orgánica.
Es imperioso que la Universidad asuma el rol transformador que la situación nacional ya no le encomienda sino que le exige.
Nuestra postura es una reivindicación de una Universidad que se asuma como ámbito de diálogo, de debate, de propuesta y de transformación al servicio del interés Nacional y Popular.

“Reforma” Universitaria Y COGOBIERNO

Esta Reforma ha implantado un modelo donde el creciente protagonismo de los órganos unipersonales de gobierno universitario deteriora la capacidad de incidencia de los órganos colectivos cogobernados existentes en la estructura de la Universidad.
La prevalencia de los Decanos frente a los Consejo en las Facultades y la sumisión de éstos frente a las líneas trazadas desde rectorado, son señales inequívocas de esta tendencia.
La delegación excesiva de funciones, en órganos unipersonales o técnicos, el rechazo a derivar temas complejos a órganos más participativos como la Asamblea General del Claustro, es una muestra del modelo “gerencial”, de esta reforma universitaria.

“Reforma” Universitaria Y ÁREAS

La respuesta estructural al mencionado modelo, fue una ordenanza que consolida el funcionamiento orgánico por áreas de conocimiento (mayo de 1999).
Allí se crean órganos propios de cada una de las cinco áreas (la Mesa del Área, el Plenario del Área) donde existe representación de cada orden y de cada servicio, estando estas representadas en las Comisiones Centrales.
Es así que muchas comisiones están hoy conformadas por un delegado de cada orden y uno de cada área, pero es muy raro el caso en que éstos últimos actúan en representación de la misma. La norma, en contraposición, suele ser que los representantes de las áreas actúen según su propia visión y opinión sin consulta, sin mandato, y muchas veces, sin siquiera la información posterior mínima al área correspondiente.
También, es muy raro el caso en que los plenarios de las áreas se reúnen, podría decirse que en la mayoría de los casos no lo hacen. Las Mesas, por su parte, en algunos casos, cuentan con mayor número de Decanos que delegados de los órdenes, con lo que funciona prácticamente, como espacio de coordinación entre los mismos y no como, supuestamente, estaban concebidas.
Para terminar, es destacable el vaciamiento que se ha producido en los órganos más amplios de la Universidad, como son los Claustros de las Facultades y la Asamblea General del Claustro a nivel central.
Esto responde no sólo a una voluntad creciente de no procesar discusiones profundas por parte de rectorado, sino también a que no se le termina de asignar a estas áreas una función clara en todo este proceso.