Nuestro Programa hacia las Elecciones Gremiales de 2017

NUESTRO PROGRAMA

Hacia las Elecciones Gremiales del 28, 29, 30 y 31 de agosto de 2017

¿Qué se vota? Se realiza el Plebiscito Estudiantil para pronunciarnos sobre la eliminación del 50% de los Grado 1 para Estudiantes, y elegimos los Secretarios de la Mesa Coordinadora, los miembros de la Comisión Fiscal, el Consejo Federal y la Convención de la FEUU.

¿Quién vota? En estas elecciones gremiales votan todos los estudiantes inscriptos en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

¿Cómo se vota? Se vota con documento para la comprobación de la identidad, sea éste público o privado.

¿Qué es el plebiscito?

Los representantes del Orden Docente han presentado en el Consejo de la Facultad una propuesta de modificación de la Ordenanza para la Provisión de Cargos de Grado 1. Se propone la eliminación de la reserva del 50% de los cargos Grado 1 para estudiantes y la baja del límite de edad a un máximo de 35 años para la aspiración del cargo.

Desde la Agrupación 21 de junio, propusimos en la Asamblea General llamar a plebiscito estudiantil poniendo a consideración la propuesta, y esperando lograr la mayor cantidad de votos negativos a la misma, para que las Consejeras Estudiantiles tengan el respaldo de cientos de estudiantes cuando esto se vote en el Consejo de Facultad.

En 2015 derrotamos la caducidad de los cursos. ¡Ahora a defender los Grado 1 para estudiantes!

Hace dos años dijimos que no nos iban a cooptar ni amedrentar. Usted vea.

De dos años a esta parte, se han notado cambios en los ánimos políticos en la Facultad. Nos hicimos respetar, y eso trajo en el Consejo de la Facultad el debate racional que hemos logrado en esta etapa.

Cuando en 2015 responsabilizaron al Orden Estudiantil de una supuesta “crisis institucional”, producida por no votar Asistentes Académicos para el Decano (cargos de confianza para los que se necesita al menos un voto de cada Orden en el Consejo de Facultad), fue enviada una circular institucional a todos los estudiantes de Humanidades arremetiendo contra la delegación estudiantil, al tiempo que el Orden Docente realizaba una campaña anti Centro de Estudiantes en las aulas, en un marco de preocupante persecución política.

ADUR Humanidades, que hacía años no tomaba una sola medida de lucha por presupuesto, sí realizaba paros contra la supuesta “crisis institucional” generada por los Consejeros Estudiantiles de la 21 de junio.

Cierto es que, con el correr de los días y a pesar de la exagerada alerta, la facultad siguió su funcionamiento normalmente.

Tras un intento de cooptación sin éxito de la Delegación Estudiantil para ceder en la votación de los Asistentes Académicos ofreciéndonos cargos, el Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación se reunía en Asamblea General con la participación de entre 120 y 130 compañeros.

En esa Asamblea General de 2015 hubo dos posturas claras: ceder ante la presión, o resistir e insistir en las reivindicaciones de nuestro Centro de Estudiantes.

Declarándose en conflicto, el CEHCE resolvió no votarle los Asistentes Académicos a Álvaro Rico en tanto no se atiendan los puntos de nuestra plataforma reivindicativa.

A lo largo de estos dos años hemos logrado conquistar importantes puntos de nuestra plataforma, acatando el mandato gremial.

No desmerecemos la importancia de las iniciativas de otras agrupaciones de realizar toques y bailes para respaldar el conflicto.

En el análisis que presentamos, es importante comprender que los logros no han sido fruto solamente de la insistencia de nuestros Consejeros en cada sesión del Consejo de Facultad, ya que poco de esto hubiera sido posible de no habernos negado a votar estos  famosos cargos, ¡cuando otros quisieron votarlos gratis!

Gracias a esta medida de lucha, y a la vuelta de un clima de diálogo en Facultad, hemos pasado de 11 duplicaciones por año (situación previa al conflicto) a 31 cursos duplicados en 2017, avanzando significativamente en la reivindicación por más horarios para poder cursar, que apuntaba a las materias masivas e introductorias. De esta manera también, ha aumentado el número de asignaturas en la noche, ocupando todos los salones disponibles y alquilando lugares externos.

Las duplicaciones se han implementado de dos formas diferentes: semestrales o anuales, correspondiendo las primeras a aquellos cursos duplicados en dos horarios en un mismo semestre, y las segundas, a aquellos cursos repetidos en distintos horarios entre los dos semestres del año.

Se pudo casi que triplicar la cantidad de asignaturas con doble horario porque el Consejo de Humanidades declaró prioridad institucional el gasto para la duplicación de cursos, que era una de nuestras reivindicaciones.

Se han creado 12 cargos, y aprobado 35 extensiones horarias docentes para cumplir con el propósito de la duplicación, y todo esto se ha hecho sin repartir la miseria, ya que cumplimos con la reivindicación del CEHCE de que ningún instituto pierda cargos.

Sin embargo, es necesario señalar que la situación no es igual en todas las carreras. Las directivas de algunos institutos, reductos de los sectores más conservadores de la Facultad, se niegan a aplicar la política de duplicaciones.

Por otro lado, avanzamos también en otros puntos de nuestra plataforma reivindicativa.

Hemos conseguido que se coloque en el Orden del Día del Consejo y del Claustro de Facultad la revisión de los Planes de Estudio.

La discusión democrática de este tema entre todos los Órdenes era una de nuestras reivindicaciones, tras el cambio de planes de estudio generado a espaldas de los estudiantes en 2014. La aplicación forzada de la Ordenanza de Grado del ex rector Arocena ha generado problemas que ya saltan a la vista, como habíamos advertido. Por esto, fue posible que hubiera consenso en rediscutirlos.

Recientemente en el Consejo de Facultad se ha aprobado la vuelta del curso Introducción a la Universidad, que había sido eliminado en la modificación de planes de estudio mencionada. Esta supresión había sido fuertemente criticada por nuestro orden, porque aquella asignatura situaba al estudiante en el contexto histórico, social y académico donde iba a desarrollar su formación; el único parche que habían encontrado para ofrecer al compañero que recién ingresa es el fiasco de 15hs llamado Integración a la Vida Académica.

Por otra parte, se ha implementado la Certificación de los Estudios en Docencia para todos los estudiantes de la Universidad de la República.

Luego de haber perdido la Opción Docencia, el CEHCE resolvió incluir en la plataforma la creación de un certificado de Estudios en Docencia, al cual pudiera acceder cualquier estudiante de cualquier servicio de la UDELAR que haya cursado las materias del Departamento de Estudios en Docencia, dentro del Instituto de Educación (la vieja UNOD).

Es decir que, cualquier estudiante que haya cursado el módulo de Estudios en Docencia va a estar certificado, y deberá ser considerado como mérito a la hora de concursar. Debemos consignar esto como otro logro de esta lucha que hemos dado en los últimos dos años.

Paralelamente, hemos logrado el consenso necesario para incluir la figura de un veedor estudiantil en la Ordenanza de Concursos que está a discusión en el Consejo de Facultad, para dar ciertas garantías a los estudiantes que concursan por cargos docentes.

Por último, gracias al pronunciamiento masivo del plebiscito estudiantil de 2014, el Consejo de Facultad ha tomado la resolución de NO innovar en materia de caducidad de los cursos.

Mientras el Orden Docente presentaba una propuesta para la caducidad de los cursos que estuvieran ganados y no aprobados, el Orden Estudiantil lograba el apoyo del 94,5% de los estudiantes, que nos llevó a derrotar esta propuesta limitacionista.

Esto se logró en el año 2015, pero aún no hemos bajado la guardia, ya que hasta el 2017 hubo nuevos intentos de implementarlo con la aprobación de un nuevo Reglamento de Pasaje de Cursos.

Por esto, entendemos necesario que esta política se mantenga, y que nuestros logros no sean desechados.

Para eso, debemos hacer un análisis serio de esta etapa de nuestra lucha, una caracterización certera del proceso que hemos llevado a cabo, y reconocer nuestras conquistas, que son reales, y que ciertamente abarcan la mayoría de los puntos de nuestra plataforma.

La Asamblea General no ha tomado esta medida de lucha en vano, no se ha movilizado para nada y sin conseguir nada. El CEHCE ha resuelto una medida de lucha que dio frutos.

Claro está que seguimos inconformes con la situación actual; somos estudiantes de Humanidades y seguimos sufriendo las precariedades de la postergación presupuestal que padece esta Facultad: falta de salones, de cursos, de horarios, de seminarios, entre otros.

Si la Facultad realmente necesita una asistencia académica, es para asegurarse de que todos los cursos masivos, obligatorios e introductorios tengan doble horario.

Respecto a los reclamos que levantamos en 2015, no podemos hacer como si no hubiera pasado nada, debemos caracterizar las condiciones de nuestro conflicto con los pies sobre la tierra, sin tomar medidas eternas con las que las negociaciones pierden seriedad.

Por esto, consideramos que es hora de tomar nuevas medidas que amplíen la participación de los estudiantes y el respaldo del gremio para avanzar de cara al próximo decanato (que se elige el año que viene) en una de las reivindicaciones más sentidas en nuestra Facultad: más horarios para que los compañeros que trabajan puedan estudiar.

Nosotros tenemos propuestas concretas, no generalidades. La próxima Mesa Coordinadora —emanada de estas Elecciones Gremiales— deberá lanzar una Gran Campaña de recolección de miles de firmas por la Duplicación horaria de todas las materias masivas, introductorias y obligatorias camino hacia un Turno Nocturno, para juntar todas las adhesiones posibles de estudiantes de cara al próximo año y presentarlas a los candidatos a Decano.

En función de sus respuestas, los diez representantes del Orden Estudiantil en la Asamblea del Claustro de Facultad, órgano que elige al Decano, harán pesar su número.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

Defensa de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación

En nuestro país, el “consenso hegemónico en educación” se fundamenta en los aspectos ideológicos más regresivos y utilitarios del neoliberalismo, uno de ellos es el llamado discurso productivista sobre la educación: educación al servicio de la producción.

Para esta concepción educativa: “Pensamiento Crítico”, “Vigilancia Epistemológica”, “Reflexión Filosófica”, “Conciencia Histórica”, “Análisis Crítico de las Instituciones y Corrientes Pedagógicas”, “Análisis de los fenómenos culturales”, “Análisis del discurso”, “Creación Literaria” y muchas otras funciones son “lujos intelectuales”, o en todo caso, temas de posgrados, en los que una “Universidad Productiva” no debería invertir como actualmente lo hace.

Preguntan con falsa ingenuidad: ¿Para qué sirven las Humanidades? Los señores necesitan sirvientes y los mecenas, intelectuales obsecuentes.

Para estos señores la Facultad de Humanidades no sólo no es “productiva”, sino que además implica la dilapidación de recursos en la generación de un clima cultural que no hace otra cosa que “poner palos en la rueda del progreso” y promover ideas perniciosas para los objetivos de la “Segunda Reforma Universitaria” que hasta 2014 venía en ascenso, y cuyas secuelas tenemos hasta el día de hoy: rebaja de los contenidos de los cursos de grado para cobrarlos en los posgrados; estructurar funcionalmente los cursos de grado a las necesidades de su modelo “productivo”; liquidar la Autonomía Universitaria para enmarcarla en el Sistema Nacional de Educación como política de consenso interpartidario.

En varias licenciaturas la “Producción de Egresados” no guarda razonable relación con el número de alumnos y además quienes egresan no desempeñan “el rol social” que los señores requieren, tanto así que los tienen que importar.

Es por eso que en el Proyecto de nueva Ley Orgánica de la Universidad, que había redactado el ex rector Arocena, se eliminaba la presencia de Nuestra Facultad en el Consejo Directivo Central. En la dirección universitaria que quieren los neoliberales no hay lugar para el pensamiento crítico y las Humanidades; allí sólo puede haber un pensamiento único y “fin de la historia”.

Tienen una concepción aristocrática de la Universidad y consideran una dilapidación de recursos que los trabajadores (aunque éstos sean muchos menos de los que nosotros quisiéramos) puedan estudiar en las licenciaturas y tecnicaturas que integran la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, porque en su concepción el Estado sólo debería invertir recursos en Enseñanza Universitaria hacia quienes disponen del tiempo necesario para “recorrer” las “carreras universitarias” en los plazos establecidos por los planes de estudio.

Según concluyeron los obsecuentes funcionarios del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Espacio Europeo de Educación Superior, etc., este tipo de instituciones -como la nuestra- son económicamente deficitarias y políticamente inconvenientes. Lamentablemente en nuestra Universidad y en nuestra Facultad no faltan aspirantes a obsecuentes profesionales que se han trazado un claro objetivo: Liquidar la Facultad de Humanidades.

Nuestra convocatoria a la militancia no es ingenua ni idealista, conocemos y luchamos a diario contra los problemas que aquí también exponemos; nadie nos prometió ningún carguito para estar donde estamos. Nuestra convicción se basa en los Principios expresados en el Manifiesto de Córdoba y en las propuestas de NUESTRO PROGRAMA.

El derecho de los trabajadores a estudiar Humanidades; la Autonomía, el Cogobierno y la Gratuidad de la enseñanza universitaria, consagradas en la Ley Orgánica de 1958, conquistada con la lucha unitaria de OBREROS Y ESTUDIANTES; esta Facultad, fundada por Carlos Vaz Ferreira, transformada por Blanca Paris, Mario Otero y defendida por los mártires caídos en la lucha contra la dictadura fascista; valen mucho más que cualquier promesa individual.

Desde la convicción en los principios y la fuerza de la unidad de quienes estamos dispuestos a luchar por ellos, te convocamos a participar de nuestra Agrupación y del Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación, única perspectiva de triunfo en la defensa de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

Autonomía y Cogobierno

Los principios democráticos que sustentan nuestra propuesta, postulan una posición contraria a cualquier intento de cercenar la Autonomía Universitaria. Por eso defendemos el cogobierno universitario, donde estudiantes, egresados y docentes perfilan las políticas de nuestra Facultad y de la Universidad de la República, en aras de potenciar las posibilidades de creación del conocimiento en beneficio de nuestro pueblo.

Consideramos de plena vigencia los principios universitarios comprendidos en la Ley Orgánica de 1958. Estudiantes de todo el continente luchan sin tregua por alcanzar conquistas que en nuestra Universidad son realidad vigente.

Por esto, la Agrupación de Estudiantes 21 de junio participa en la Convención y en el Consejo Federal de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), promoviendo la unidad de los sectores antiimperialistas, consecuentes en la defensa de la Ley Orgánica y sus principios. El rol de la 21 de junio fue protagónico en la elaboración del nuevo estatuto de la FEUU y la derrota del anterior rectorado de Arocena en su nefasto intento de entregarle la Ley Orgánica a un Parlamento que había manifestado un consenso monolítico contra la Autonomía y el Cogobierno de la Universidad.

Gratuidad en todos los niveles de la enseñanza

Defendemos incondicionalmente la gratuidad de la educación pública nacional. Por esto, nos oponemos a la implementación del cobro de matrícula en los postgrados, pues esta medida intenta avanzar hacia el cobro de toda la enseñanza universitaria.

La propuesta del cobro de matrícula se basa en una concepción neoliberal de la Universidad que es individualista, ya que en la misma se ve como único beneficiado al estudiante. En realidad, la Universidad tiene un profundo contenido social, que busca no sólo transmitir conocimiento al estudiante en su función de enseñanza, sino a la sociedad en su conjunto a través de la extensión, la investigación científica al servicio nacional y los convenios con los sectores productivos nacionales.

Por eso, estamos convencidos de la necesidad de un mayor presupuesto para la Educación Pública y hemos organizado a nuestro Centro de Estudiantes para defender el pedido que ha hecho el movimiento popular de un 6% del PBI para ANEP-UdelaR: para garantizar la gratuidad de toda la enseñanza, por más becas estudiantiles, por salario digno para docentes y funcionarios, y por mejores condiciones de estudio.

Libertad de tendencias

Desde la fundación de la 21 de junio, hace 15 años, hemos trabajado con seriedad por construir un Centro de Estudiantes unido y organizado en base a propuestas y un marco de discusión racional donde todos los estudiantes tengamos posibilidades de participar con libertad de tendencias dentro de principios claramente establecidos.

Las agrupaciones estudiantiles existieron en toda la Universidad de la República tanto antes, como después de la dictadura fascista; las tendencias existían tal como existen hoy, y se expresaban públicamente, sin esconderse de los estudiantes en un plenario de poquitos. El reflujo de la movilización que ocurrió durante la década de 1990, que puso a la FEUU al filo de desaparecer, dejó a muchas facultades debilitadas y a muchos Centros de Estudiantes, con algunas excepciones, casi desiertos, por lo que éstos funcionaron (y muchos siguen así) con formas de organización más simples, para «los que estaban».

En esa situación siguen varios Centros de Estudiantes; sin embargo, la aprobación del nuevo Estatuto de la FEUU en 2012, promovido entre otros por nuestra agrupación, ha permitido que muchas corrientes que no podían expresarse abiertamente puedan hacerlo, surgiendo en diversas facultades grupos que presentan ante los propios estudiantes las propuestas que llevarán adelante, saliendo del marasmo de los gremios-grupos de amigos.

Saludamos fervientemente a los compañeros de Medicina e Ingeniería que están avanzando por el camino de la politización pública de sus respectivos gremios.

Propuestas avaladas por los hechos

Hacia la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay

Factor de Unidad para resistir a la embestida reaccionaria

En América Latina se está produciendo un final del ciclo progresista y un ascenso derechista, protagonizado por la presidencia de Macri en Argentina, el Golpe de Temer en Brasil, los intentos de ahogar en sangre el Proceso Bolivariano en Venezuela y la derrota de Evo Morales en el Plebiscito reeleccionista en Bolivia; sumado a los antecedentes de los Golpes de Estado primero en Honduras y luego en Paraguay.

La reforma laboral que implanta en Brasil el golpista Temer, un retroceso de cien años en los derechos de los trabajadores, da cuenta de que vienen a trasladar el costo de la crisis al pueblo.

La FEUU no puede pensar que Uruguay es una isla. Desde el Movimiento Popular debemos enfrentar y resistir consecuentemente este proceso reaccionario.

Las corrientes que dirigen la FEUU hoy en día están estrechamente vinculadas al liberalismo progresista, la socialdemocracia y las distintas variantes del revisionismo, que ya no pueden ni quieren contener este ascenso. Por eso hay que cambiar la conducción de la FEUU.

Por una nueva conducción de la FEUU

Hacemos un llamado a presentarse en un lema de Unidad a todas las corrientes de izquierda que defienden la libertad de tendencias, garantizada en el actual Estatuto de la Federación, en las próximas Elecciones de Mesa Ejecutiva de la FEUU.

Bregamos en la Federación por la Unidad de las corrientes antiimperialistas y su derecho de expresarse libremente en la Universidad.

Esta propuesta de Unidad está avalada por los antecedentes históricos: juntos derrotamos el intento de entregar la Ley Orgánica al Parlamento en 2010, poniendo en riesgo la autonomía y el cogobierno; la aprobación del actual Estatuto de la FEUU en 2012; la derrota del candidato del arocenismo en la elección de rector de 2014; la victoria en la elección de Consejeros Directivos Centrales de la Universidad en 2016; el enfrentamiento exitoso a la privatización del Hospital de Clínicas este año, con la importante designación de Graciela Ubach al frente del mismo.

Las corrientes que nos encontramos siempre movilizadas por el Presupuesto de la Educación, la Defensa de la Universidad Pública, en contra de la aplicación del Plan Bolonia (mercantilización de la educación terciaria) en nuestro país, debemos ir bajo un mismo lema.

Independencia financiera de la FEUU

Nuestra agrupación protagonizó el debate este año en el Consejo Federal de la FEUU respecto a su independencia financiera. Hoy en día la Federación depende casi exclusivamente para funcionar de fondos de la Universidad, que bajo un título llamado “Línea para el fomento del cogobierno” (Línea 8 del presupuesto), financia a los secretarios administrativos de la FEUU, su local, viajes a Congresos, etc. (Ver   https://21dejunio.org/linea8)

Estamos convencidos de que sin independencia económica no hay independencia política. Los gremios deben autofinanciarse.

En consecuencia a ello, tenemos el orgullo de decir que nuestro Centro de Estudiantes, con nuestra conducción, está al día de la cuota de la FEUU.

Defensa del Hospital de Clínicas

Nuestra Agrupación ha luchado en el seno del Consejo Directivo Central en la defensa del Hospital de Clínicas frente al proyecto de Participación Público Privada que desde el Gobierno impulsaron para quebrar la unidad universitaria. (Ver http://21dejunio.org/cdc17)

Todos nuestros compañeros, tanto en el CDC, como en el Consejo Federal, Convención de la FEUU, Consejo de Facultad, Asamblea General del Claustro y Asamblea del Claustro de Facultad participaron activamente en la defensa de un proyecto Universitario y Público de Hospital.

Nos hemos movilizado en la calle y en los distintos espacios gremiales y universitarios para detener las PPP en el Clínicas, porque consideramos un peligro para la Educación Pública la introducción de estos mecanismos de privatización.

La FEUU puede anotar en sus páginas de gloria esta victoria, unidos junto a los sindicatos de funcionarios.

Creemos que la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay debe seguir avanzando en sus posicionamientos, y proponemos la siguiente plataforma:

  • Persistiremos en la lucha de la FEUU por el 6% del PBI para ANEP-UDELAR, y la exclusión de otros rubros y organismos que nada tienen que ver con las reivindicaciones presupuestales del Movimiento Popular y los gremios de la enseñanza.
  • La FEUU debe defender un servicio de comedores universitarios, con los edificios en condiciones, que garantice una alimentación digna para todos los becarios y que termine con el fraude que al amparo de las tercerizaciones hacen algunas cantinas privadas de facultades.
  • Promoveremos una política hacia la Universidad en materia de becas que contemple las necesidades de los estudiantes, apoyando la propuesta de multiplicar por 10 las becas de Bienestar Universitario. Para ello es imprescindible impulsar la conformación de un Sistema Único de Becas de carácter cogobernado, en el cual se puedan expresar y poner en práctica las reivindicaciones estudiantiles que consisten principalmente en la reformulación de los criterios para brindar y renovar las becas de apoyo económico.
  • Reivindicamos las resoluciones del Congreso “Maestro Julio Castro”, por lo que rechazamos la Ley de Educación que no avanza ni en la Autonomía ni en el Cogobierno de la misma.
  • Nos oponemos al Mercado de universidades privadas y reivindicamos el Monopolio Nacional en manos de la Universidad de la República que existió en nuestro país hasta que la dictadura fascista comenzó a socavarla con el decreto 343/984 del 22 de agosto de 1984.
  • Nos oponemos a las leyes de división de la Universidad (UTEC y UNED) para recortar la Autonomía y el Cogobierno en esas nuevas “universidades” y advertimos que estos experimentos terminarán por debilitar y rebajar el nivel de la enseñanza Pública frente a la oferta del mercado de universidades privadas dispersando el acumulado de investigación científica vinculado a la enseñanza.

Hacia el Centro de Estudiantes de Humanidades y Ciencias de la Educación

Comisión de Finanzas

  • Antes de que nuestra Agrupación asumiera la comisión de Finanzas, sólo ingresaban recursos por la venta de fotocopias, y de allí se financiaban propaganda y actividades gremiales. Lo que en los hechos significaba un encarecimiento de la copia para los estudiantes. A partir de la incorporación de papelería, bebidas y comestibles, se ha podido revertir esta situación. Cuando asumimos existían dos kioscos fuera de la Facultad, que al no poder competir con los precios y el mejoramiento del servicio en el CEHCE, no están más.
  • Nuestra Agrupación es la única que ha trabajado para que haya Personería Jurídica del CEHCE que permita poner a los becarios de Fotocopiadora en caja. El trámite para la aprobación de la Asociación Civil se encuentra en el MEC (Dirección General de Registros) a espera de resolución para poder completar los requerimientos burocráticos.
  • Como dicha gestión ha demorado más de lo previsto, la secretaría de Finanzas ha comenzado a pagar la mutualista de los becarios de Fotocopiadora directamente y elevado su salario más de un 20% en el último año.
  • Nos satisface que este año, otras corrientes que históricamente se habían posicionado en contra de que los becarios estén en caja, hayan cambiado su postura.
  • Se ha conformado un excelente grupo de becarios que asumen con gran responsabilidad la tarea, digitalizando los materiales de estudio para poder abordar la demanda estudiantil con mejor calidad y mayor rapidez.
  • Se llevan arqueos diarios, que desde que asumimos en el año 2011, están en soporte papel para ser fiscalizados por la Comisión Fiscal. Aspiramos a que estas informaciones puedan en el próximo período estar al alcance digital para garantizar la mayor transparencia, acorde a las posibilidades que nos permite hoy la tecnología.
  • Por último, podemos decir con orgullo que con nuestra Comisión de Finanzas estamos al día con la cuota de la FEUU.

 

Comisión de Cultura

  • Desde la Comisión Cultura se ha trabajado promoviendo y generando espacios de participación e integración entre los estudiantes.
  • Se realizaron varias ediciones del café literario; allí, algunos estudiantes expusieron obras de su autoría, y otros compartieron sus lecturas predilectas. Contamos con la presencia de diferentes músicos e intérpretes, muestras de baile y exposiciones fotográficas en el hall de Facultad.
  • En una edición especial del café literario, leyendo y compartiendo su obra, recordamos al gran poeta nicaragüense Rubén Darío, tras cumplirse cien años de su fallecimiento.
  • En coordinación con la Comisión de Género, se organizó un café literario temático cuya consigna rezaba: “Brujas y herejes”.
  • Se realizaron dos ciclos de cine en donde se exhibieron piezas emblema del neorrealismo Italiano, y obras clásicas del séptimo arte. Así también como un ciclo con la consigna “Cine y memoria” tratando la temática de la dictadura a través de la mirada de cineastas argentinos.
  • En colaboración con la cátedra de Literatura Española, realizamos una peña que con versos y música, evocaba a los poetas de la Guerra Civil Española. Más adelante, con la misma temática, se llevó a cabo conmemorando los 80 años de la Guerra Civil Española con docentes de Letras, de Ciencias Históricas, de Ciencias de la Educación y con investigadores exponiendo los hechos y repercusiones en el Uruguay. Se expuso una muestra fotográfica con la colaboración de estudiantes de Historia.
  • Realizamos dos toque en el patio de Facultad: en el 2016 despedimos el año con el Colectivo Bandas en la Plaza y en este año 2017 dimos la bienvenida a la nueva generación con las compañeras del equipo de fútbol femenino “Las polentas”.
  • Venimos realizando en conjunto con compañeros de la Asociación de Estudiantes de Bellas Artes (AEBA), del Centro de Estudiantes de la Escuela Universitaria de Música (CEEUM) y de la Escuela Municipal de Artes Dramáticos (EMAD) los ciclos de  “Martes Escénico”, para los cuales se realizó un llamado abierto a todos los estudiantes que quisieran exponer. Se han presentado muestras de danza, pintura, cine, poesía y música en el Aula Magna de Bellas Artes.
  • Continuaremos organizando charlas, ciclos de cine y actividades que permitan la producción y expresión artística de los estudiantes de Nuestra Facultad, así como coordinando con otros centros de estudiantes en los temas que nos son comunes.

 

Comisión de Cogobierno

 

  • Hemos trabajado sobre la problemática que enfrenta cada carrera de Facultad respecto a horarios, intentando crear sólidos insumos a tener en cuenta a la hora de discutir este tema en el Consejo de Facultad.
  • Asimismo, conjuntamente con la Comisión Cultura, realizamos un ciclo de cantautores por duplicación de cursos, con el objetivo de hacer visible nuestra reivindicación gremial.
  • Trabajando con los compañeros que entraron el año pasado a Facultad, logramos juntar 590 firmas de los estudiantes de la generación 2016 para ser presentadas en el Consejo, como prueba tangible del descontento general y la necesidad de una Facultad de Humanidades accesible para todos los estudiantes. Sin dudas, esto pesó para que el Consejo de Facultad resolviera destinar el incremento presupuestal a la duplicación de cursos, de cara al 2017.
  • Por otra parte, realizamos charlas informativas de formación en Cogobierno y sobre Rendición de Cuentas, recorte y lucha presupuestal.
  • Cuando la Unidad de Apoyo a la Enseñanza presentó la propuesta de que los estudiantes realicemos la Evaluación Docente de modo online, informamos a la Mesa Coordinadora proponiendo que el CEHCE tomara un posicionamiento contrario a esta iniciativa, en defensa del derecho de los estudiantes al anonimato. Para que el Consejo de Facultad rechazara esta propuesta, asumimos el compromiso de pasar por las clases con la evaluación en papel, haciéndonos cargo de todos los cursos que la UAE no tuvo la voluntad de abarcar.
  • Hemos trabajado por mejorar la información y comunicación a la interna de las asambleas de licenciatura y tecnicatura, respecto a reglamentaciones, mandatos y resoluciones.

Creemos que para continuar este trabajo es necesaria la voluntad de todos los delegados a las mismas, así como la del resto de los delegados al cogobierno (consejeros, claustristas, ageceístas) para lograr instrumentar reuniones  de coordinación; para esto proponemos un trabajo periódico con la Comisión de Organización, de cara a lograr mejores condiciones para democratizar el acceso a la información gremial y de cogobierno entre todos los estudiantes de Humanidades

  • A partir de la Asamblea General del 8 de junio, la Comisión de Cogobierno ha asumido la difusión de la resolución del plebiscito por la reserva del 50% de cargos de Grado 1 para estudiantes, tema que se está discutiendo en el máximo órgano cogobernado de nuestra Casa de Estudios.

Hemos diseñado las papeletas que fueron aprobadas por la Mesa Coordinadora para ser consideradas en el plebiscito, así como pasado por las clases informando acerca de la propuesta que será puesta a consideración, volanteado la resolución en el hall de Facultad, y realizado una jornada de propaganda en la que pintamos una pancarta con la consigna “Defendamos los grado 1 para estudiantes”.

Asimismo, largamos una iniciativa de fotos para un mayor grado de participación estudiantil en esta instancia, así como la difusión del tema en la radio comunitaria Radioactiva.

  • En esta comisión, seguiremos cumpliendo con el rol fundamental de vincular la política y las necesidades estudiantiles con los ámbitos de cogobierno donde nuestro orden se encuentra representado.

 

Comisión de Derechos Humanos

  • La Comisión de Derechos Humanos del Centro de Estudiantes debe colaborar en la sistematización y estudio del Archivo Berruti, publicado por el Semanario Brecha, para facilitar y promover que se formen grupos de investigación estudiantiles, para conocer el seguimiento que le han hecho a la FEUU los servicios de inteligencia y denunciar todo lo que tenga que ser denunciado.
  • Nuestra Agrupación en el Consejo de la Facultad mantiene una postura crítica con la Cláusula de Confidencialidad en las investigaciones de Detenidos Desaparecidos.
  • Desde el Centro de Estudiantes hemos defendido la apertura de los archivos para que la información se haga pública y puedan formarse equipos de investigación científica, sin que tengan que pasar por la venia de un Poder Ejecutivo que pocas garantías de avance ha dado.
  • Esta comisión tiene que ser una caja de resonancia gremial para todas las voces que luchan contra la impunidad y por la Verdad y la Justicia. Debemos estar en guardia ya que la embestida reaccionaria en América Latina ha intentado detener los procesos judiciales contra los represores y torturadores.
  • Esta comisión debe recordar todos los años el robo que ha sufrido nuestra Facultad en la sede del GIAF (Grupo de Investigación en Arqueología Forense) hasta que sea aclarado y se encuentren responsables.

Comisión de Organización

  • Somos críticos de la actual conducción de la comisión de Organización por su inoperancia para tratar y resolver los problemas justamente de organización del Centro de Estudiantes.
  • Creemos que es necesario convocar un segundo Congreso del CEHCE para discutir la organización de nuestro Centro. El Estatuto actual fue aprobado por plebiscito estudiantil en 2006 y representó un gran avance para la libertad de tendencias, de garantías para los estudiantes y de acatamiento de los mandatos. Sin embargo, nos damos cuenta que la realidad de los estudiantes es distinta hoy en día y proponemos discutir algunos aspectos. Es fundamental que las asambleas de licenciatura y tecnicatura pasen a tener no sólo voz sino también voto en la Mesa Coordinadora, órgano de conducción cotidiana del CEHCE. Para presentar nuestras propuestas y también escuchar las de otros compañeros y agrupaciones, creemos que el mejor ámbito es el Congreso, ya que permite una discusión más profunda que una asamblea, donde el tiempo es más acotado.
  • Por otro lado, vemos esencial la coordinación entre las comisiones de Organización y Cogobierno que permita un mejor diálogo de la estructura gremial con los delegados de carrera.

Comisión de Asuntos Gremiales

  • Creemos necesario mejorar la coordinación orgánica de la Comisión de Asuntos Gremiales de nuestro Centro de Estudiantes con la de la Federación y el zonal al que pertenece nuestro gremio.
  • Se debe continuar el trabajo con la Intergremial de Humanidades para lograr avances a la situación de nuestra Facultad en conjunto con los demás órdenes: funcionarios, docentes y egresados.
  • Además consideramos que esta comisión debe cumplir un rol importante en la vinculación de nuestro Centro de Estudiantes con todo el campo popular, y en particular con los gremios en lucha, con los que es necesario materializar la solidaridad gremial.
  • Creemos que esta comisión debe cumplir un rol importante en las reivindicaciones presupuestales de la Universidad, ya que si bien hemos avanzado en esta lucha, aún estamos lejos de los objetivos históricamente planteados. Basta considerar por ejemplo la carencia de turnos y las dificultades locativas de nuestra facultad, para continuar persistiendo en estas reivindicaciones.

Comisión de Extensión

  • Creemos que la Comisión de Extensión del CEHCE debe volver a reunirse cotidianamente, ya que su secretaría actual no lo hace. Llama la atención que quienes hablan de la falta de participación en nuestro gremio, vacían las comisiones que tienen a su cargo.
  • Nuestra Agrupación ha sido la única en denunciar la firma de convenios con la empresa papelera Montes del Plata, que luego la Facultad presentó como actividades de extensión en el balance anual. Debemos estar alerta ante las formas en que los monopolios extractivistas se relacionan con la Universidad, muchas veces para utilizar a docentes en formación y estudiantes como mano de obra barata.
  • Por otra parte, dado que los nuevos planes de estudio requieren de actividades de extensión, creemos que como estudiantes debemos evaluar y problematizar las actividades que se nos ofrecen o exigen, como los EFIs.

Comisión de Prensa y Propaganda

  • Esta comisión debe difundir de forma efectiva las resoluciones del Centro de Estudiantes y de la FEUU. Creemos que sería una buena medida comenzar a sistematizar dichas resoluciones, artículos e informaciones en un órgano de prensa del CEHCE. Esto contribuirá a la democratización de la información gremial y de cogobierno, trascendiendo los ámbitos de la militancia e informando a todos los estudiantes.
  • Muy a menudo, los estudiantes presentan producciones excelentes, pero la Facultad no ofrece ninguna posibilidad de publicarlos. Teniendo en cuenta la experiencia de algunas licenciaturas, proponemos coordinar con las asambleas de tecnicatura y licenciatura para la creación de una revista académica de los estudiantes de Humanidades, donde puedan publicar sus trabajos y resúmenes.
  • Debemos propender a que todas las comisiones de trabajo y asambleas tengan su espacio en un sitio web del CEHCE para publicar sus resoluciones y actividades.

Comisión de Actas y Archivos

  • Proponemos retomar la publicación de todas las resoluciones de nuestro Centro de Estudiantes en Internet para que todos podamos acceder a dicha información. Hoy en día es posible transmitir en vivo las instancias de resolución tanto del CEHCE como la FEUU, los debates y las movilizaciones, que desde esta Comisión se podría implementar en conjunto con Prensa y Propaganda.
  • Queremos generar una política de coordinación orgánica con los compañeros de Ciencias Históricas para organizar un archivo electrónico con todas las actas y publicaciones de nuestro Centro de Estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *