Por una nueva conducción de la FEUU

Factor de Unidad para resistir a la embestida reaccionaria

En América Latina se está produciendo un final del ciclo progresista y un ascenso derechista, protagonizado por la presidencia de Macri en Argentina, el Golpe de Temer en Brasil, los intentos de ahogar en sangre el Proceso Bolivariano en Venezuela y la derrota de Evo Morales en el Plebiscito reeleccionista en Bolivia; sumado a los antecedentes de los Golpes de Estado primero en Honduras y luego en Paraguay.
La FEUU no puede pensar que Uruguay es una isla. Desde el Movimiento Popular debemos enfrentar y resistir consecuentemente este proceso reaccionario.

La actual conducción de la FEUU, representada en la lista 6 (autodenominada “de los centros”), moviliza a los estudiantes de distintas facultades para hacer bailes. Nosotros queremos movilizarnos por los problemas que nos son comunes: cupos, falta de salones, horarios, docentes y becas.

Por eso hay que cambiar la conducción de la FEUU.

Por una FEUU en lucha en todo el país

Hemos impulsado que las corrientes que nos encontramos siempre movilizadas por el Presupuesto de la Educación, la Defensa de la Universidad Pública, en contra de la aplicación del Plan Bolonia (mercantilización de la educación terciaria) en nuestro país, que defendemos la libertad de tendencias, garantizada en el actual Estatuto de la Federación, vayamos bajo un mismo lema en estas Elecciones de Mesa Ejecutiva.

Bregamos en la Federación por la Unidad de las corrientes antiimperialistas y su derecho de expresarse libremente en la Universidad.
Esta propuesta de Unidad está avalada por los antecedentes históricos: juntos derrotamos el intento de entregar la Ley Orgánica al Parlamento en 2010, lo que ponía en riesgo la autonomía y el cogobierno; la aprobación del actual Estatuto de la FEUU en 2012; la derrota del candidato del arocenismo en la elección de rector de 2014; la victoria en la elección de Consejeros Directivos Centrales de la Universidad en 2016; el enfrentamiento exitoso a la privatización del Hospital de Clínicas este año, con la importante designación de Graciela Ubach al frente del mismo.

Lamentablemente los compañeros de la Primero de Mayo han decidido presentarse por fuera del único lema que tiene posibilidades reales de ganar la Federación para una conducción movilizadora y que defienda los intereses de los estudiantes y de Nuestro Pueblo.

En la cuestión central entre una FEUU movilizada hacia las masas o una FEUU limitada entre los militantes, no podemos ser neutrales: apoyamos el lema “Por una FEUU en lucha en todo el país”.

Independencia financiera para tener independencia política

Nuestra agrupación protagonizó el debate este año en el Consejo Federal de la FEUU respecto a su independencia financiera. Hoy en día la Federación depende casi exclusivamente para funcionar de fondos de la Universidad, que bajo un título llamado “Línea para el fomento del cogobierno” (Línea 8 del presupuesto), financia a los secretarios administrativos de la FEUU, su local, viajes a Congresos, toques, etc. (Ver https://21dejunio.org/linea8)

Estamos convencidos de que sin independencia económica no hay independencia política. Los gremios deben autofinanciarse.

La financiación de la FEUU con dineros públicos la pone en una situación vulnerable frente a los ataques de la derecha; pero además, se comete una injusticia enorme frente a la falta de recursos de la Universidad que afectan necesidades urgentes de los estudiantes. Es una falta de respeto querer financiar encuentros de estudiantes mientras cientos de becarios se movilizan ante la posibilidad de cierre del Comedor Universitario y las tercerizaciones.

Creemos que estos recursos deben ser utilizados para cubrir necesidades materiales estudiantiles y no para tapar agujeros gremiales. Queremos más becas para estudiar y no para militar.

Defensa del Hospital de Clínicas

Nuestra Agrupación ha luchado en el seno del Consejo Directivo Central en la defensa del Hospital de Clínicas frente al proyecto de Participación Público Privada que desde el Gobierno impulsaron para quebrar la unidad universitaria. (Ver http://21dejunio.org/cdc17)

Nos hemos movilizado en la calle y en los distintos espacios gremiales y universitarios para detener las PPP en el Clínicas (logrando que el Consejo de FHCE se declare en contra), porque consideramos un peligro para la Educación Pública la introducción de estos mecanismos de privatización.

La FEUU puede anotar en sus páginas de gloria esta victoria, unidos junto a los sindicatos de funcionarios.

Creemos que la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay debe seguir avanzando en sus posicionamientos, y proponemos la siguiente plataforma:

  • Persistiremos en la lucha de la FEUU por el 6% del PBI para ANEP-UDELAR, y la exclusión de otros rubros y organismos que nada tienen que ver con las reivindicaciones presupuestales del Movimiento Popular y los gremios de la enseñanza.
  • La FEUU debe defender un servicio de comedores universitarios, con los edificios en condiciones, que garantice una alimentación digna para todos los becarios y que termine con el fraude que al amparo de las tercerizaciones hacen algunas cantinas privadas de facultades.
  • En la Facultad de Humanidades hemos dado una gran lucha en Defensa de los Grado 1 reservados para estudiantes. Creemos que la futura conducción de la FEUU debe replicar estas medidas en toda la Universidad.
  • Promoveremos una política hacia la Universidad en materia de becas que contemple las necesidades de los estudiantes, apoyando la propuesta de multiplicar por 10 las becas de Bienestar Universitario. Para ello es imprescindible impulsar la conformación de un Sistema Único de Becas de carácter cogobernado, en el cual se puedan expresar y poner en práctica las reivindicaciones estudiantiles que consisten principalmente en la reformulación de los criterios para brindar y renovar las becas de apoyo económico.
  • Reivindicamos las resoluciones del Congreso “Maestro Julio Castro”, por lo que rechazamos la Ley de Educación que no avanza ni en la Autonomía ni en el Cogobierno de la misma.
  • La FEUU debe crear una comisión que investigue los monopolios imperialistas que se insertan en la Universidad, como el Banco Santander o la influencia de Colgate en la Facultad de Odontología, las Fundaciones norteamericanas que promueven determinadas líneas de investigación en Facultad de Ciencias Sociales, por poner algunos ejemplos.
  • Nos oponemos al Mercado de universidades privadas y reivindicamos el Monopolio Nacional en manos de la Universidad de la República que existió en nuestro país hasta que la dictadura fascista comenzó a socavarla con el decreto 343/984 del 22 de agosto de 1984.
  • Nos oponemos a las leyes de división de la Universidad (UTEC y UNED) para recortar la Autonomía y el Cogobierno en esas nuevas “universidades” y advertimos que estos experimentos terminarán por debilitar y rebajar el nivel de la enseñanza Pública frente a la oferta del mercado de universidades privadas, dispersando el acumulado de investigación científica vinculado a la enseñanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *